El Coliseo de la Cultura de Villaviciosa de Odón acogerá hasta el día 26 de febrero dos exposiciones de pintura: “En busca del pasado perdido” de Ricardo Renedo y “Contrastes” de la villaodonense Isabel Maroto.

 

La obra de Renedo, “En busca del pasado perdido”, se apoya en el realismo figurativo para crear delicados homenajes a una atmósfera doméstica y civilizada: la música, el libro, el viejo mantel de encaje… la sublimidad imprescindible de una “inutilidad” que el hombre comienza a añorar en ese terrible devenir de “progreso” de ritmos computados, de memorias informatizadas a que nos ha llevado la agonía de lo que era el siglo de futuro; de nuestro tiempo. La vieja máquina de escribir o de coser, queda en este tiempo como el símbolo de una poética que nada tiene que ver con aquella ansia futurista de la industrialización salvadora. Aunque tal vez sea ahora cuando haya cobrado su verdadero sentido.

Todo ello, además, lo lleva a cabo Ricardo Renedo con una técnica dibujística de envidiable pulso; a través de un criterio cromático rico en matices y desde composiciones equilibradas, serenas.

Es como si en cada uno de sus cuadros de formato corriente se adivinase al gran miniaturismo que en realidad es Renedo. Son por tanto como miniaturas ampliadas, proyectadas en telas que desbordan las dimensiones de su original ejecución. Y prueba de ello son los pequeños cuadros, y aquí sí encontramos bellas miniaturas, que igualmente se exponen en la muestra.

José Luis Morales y Marín (Profesor Titular de la Cátedra de Arte Moderno de la Universidad Autónoma de Madrid. Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte. Periodista y escritor)

Por su parte, la exposición de nuestra vecina Isabel Maroto tiene dos etapas contrastadas, la primera está formada por pinturas al óleo con la técnica de espátula y cargas.

La segunda son acrílicos o pintura de vertido (Paint pour), donde las protagonistas son las manchas de luz y color. Fruto del azar y la pericia del pintor, emergen imágenes inquietantes, luminosas, sugestivas, caprichosas y.… fantásticas.