David S. Bros San Martin nos cuenta un estremecedor caso sufrido en sus carnes en donde una falsa denuncia de la hija de su ex pareja le rompió la vida. Hoy sigue luchando por recomponerla, aunque el daño es irreparable.

¿Cuando se produjo la denuncia falsa de la hija de tu pareja?

He sido acusado falsamente de cometer un delito del cual soy inocente. Hace cinco años, viviendo en Chile, la hija adolescente de mi esposa, en un arranque de ira contra su madre y por la manipulación de su abuela y su padre biológico, me acusó públicamente de violarla analmente. Esa acusación ha deteriorado gravemente y de forma directa mi vida privada, mi salud física y psíquica, mi carrera y vida laboral, mi vida social, y mis derechos más fundamentales.

¿Qué consecuencias tuvo?

Como consecuencia me vi sin posibilidad de trabajar producto de artículos tendenciosos en periódicos locales, donde exponían públicamente mi nombre y mi profesión, presentándome como un criminal peligroso y así impidiendo poder obtener cualquier tipo de empleo, también tuvo como consecuencia el no poder asistir al funeral de mi padre quien poco después de ver como el sistema judicial chileno violaba derechos individuales, derechos penales y derechos humanos en mi contra murió de un paro respiratorio fulminante. Las amenazas de muerte no se hicieron esperar y fui amenazado que no fuera a su entierro, me vi sometido a una serie de acciones criminales en mi contra, publicaron la sentencia en mi contra la cual fue anulada por vulneración de derechos y perjuicio procesal, pero esto nada importó y esos documentos y otros correspondientes a la investigación alguien las comenzó a circular por grupos de whatsapp de psicólogos y claro, esto impactó en que todos mis amigos y colegas comenzaron a cuestionarme y poco a poco a apartarse de mí.

¿Qué hizo entonces?

Me vi obligado a exiliarme a España, dado que como ciudadano español y dado que nunca tuve una medida cautelar en mi contra por mi conducta intachable y por nunca negarme a colaborar con la justicia, llegué a España buscando paz, libertad y justicia. Poco tiempo de mi llegada a Madrid comencé a trabajar, junto a mi esposa comenzamos a ver un poco de esperanza en nuestra vida, y queríamos contratar un buen abogado que pudiese atender nuestro caso. Pero el sistema judicial chileno obró de tal manera que al poco tiempo interpusieron una orden de captura a la interpol, donde nuevamente manipulaban la información y mentían gravemente diciéndole a la interpol que era una persona condenada por agresión sexual y que era altamente peligroso y que producto de esto la orden tenía carácter de emergencia o “red note”.

Esto significó que un día estando con mi esposa tranquilo dirigiéndonos un día el supermercado un policía de interpol solicitara mi DNI y producto de ello me tomaran detenido en plena calle, me esposaron y me llevaron a un calabozo. Al día siguiente me presentaron frente a un juez en donde me decían la misma información que tenía la interpol, y yo eventualmente alegué que era completamente inocente de todo lo que me acusaba Chile y que el juicio que hicieron en mi contra se demostró un juicio sin garantías, que había violado derechos fundamentales y había cometido perjuicio procesal, por lo cual estaba nulo. Pero Chile esa información no la envío, y el juez no tenía como comprobar esa información, así que decretó prisión preventiva y así pues, deje a mi esposa sola en el total desamparo, incomunicada y yo perdí mi trabajo.

¿Hasta que punto fue traumática su experiencia en la cárcel?

En la cárcel desde el primer día la experiencia es profundamente traumática, vives cada día con miedo, las personas en el interior por lo general te tratan de tal manera que te sientes degradado como ser humano. En general dentro de la cárcel te sientes en peligro, sientes de entrada que es un lugar en donde hay solo dos opciones, o bien formas alianzas con los más rudos o los mas peligrosos, lo que implica actuar como ellos o bien tratas de vivir la experiencia lo más tranquilo posible lo que significa en general que serás un blanco fácil si es que a criterio de los funcionarios o de los demás presos mereces ser tratado violentamente.

Yo casi todo el tiempo lo pasé encerrado en la biblioteca, por lo cual leía muchísimo y también escribía diariamente casi a mi esposa, fue muy difícil lograr comunicarme con ella vía telefónica porque es muy burocrática la autorización para llamar a un teléfono móvil. Sin embargo, solo era su voz la me que daba fuerza y la que me daba esperanza. Sin embargo, en prisión un par de presos un día me atacaron por la espalda en el baño del patio de la cárcel y me agredieron sexualmente, me insultaban y amenazaban mientras lo hacían, cuando se fueron me advirtieron que no dijera nada o que me harían algo peor, yo quede sangrando en el suelo, traumatizado, lleno de terror, vergüenza, dolor, sensación de indefensión y desesperanza. Desde ese momento comencé a planear mi suicidio dentro de prisión, quería que fuera algo rápido y sin posibilidad de despertar nuevamente dentro de ese espantoso lugar. Así que aparte de pensar en mis posibilidades comencé a escribir cartas de despedida a mi esposa, a mi madre y a mis seres más queridos, pero en ese momento me llaman por megáfono y me presentan a un funcionario judicial el cual me dice que ese mismo día estaba libre, dado que Chile no había enviado la documentación requerida apara aclarar mi caso, ni tampoco había enviado la sentencia de nulidad que yo exigía que Chile enviara.

¿Por qué llegó a querer quitarse la vida?

El suicidio llega cuando hay una situación tal que tu vida es tan caótica e infernal que no contemplas otra solución, es una opción tan dolorosa que hoy mismo aún estoy es tratamiento psicológico para reparar toda mi experiencia dentro de prisión, entre ellas las ideas suicidas que se apoderan de ti, entre otros síntomas muy desagradables.

¿Cómo superó esta situación?

Yo te diría que no he superado esta situación, ya ha pasado poco mas de un año y aun debo dormir con fármacos o de lo contrario el dormir es prácticamente un martirio, aun la ansiedad social que siento es muy desagradable, me cuesta muchísimo confiar en las personas, en general estoy aprendiendo a vivir con las heridas que me han provocado, con todas las traiciones que he experimentado y para ello, mi esposa a sido mi pilar, ha sido estoica frente a esta situación, ha tenido que enfrentarse a ataques e insultos de personas anónimas de Chile, evidentemente el tiempo a sido el mejor juez respecto a demostrar mi inocencia, en el sentido que es evidentemente imposible que pasando todo lo que he pasado, si fuera un agresor no estaría hoy viviendo una vida agresiva, tratando de vengarme o siendo una persona que buscase desquitarme con alguien.

Eso jamás a pasado por mi mente, todo lo contrario, siempre mi actitud ha sido la de salir de esta situación de una vez por todas y de vivir una vida en paz. También reconozco que mi caso cuando lo comencé a hacer publico y a denunciar todas las atrocidades que ha hecho el sistema judicial chileno en mi contra, una cantidad inesperada de personas me han mostrado su apoyo y su cariño, en mi caso se interesó Jesús Muñoz de malostratosfalsos. También un tío blanco hetero Yobanna Carril y me han escrito abogados como Felipe Mateo Bueno mostrando su apoyo, también Joan Planas y una serie de personas que sin duda si no fuera por todo su apoyo hoy quizá estaría en peores condiciones emocionalmente.

¿Cómo está su caso en la actualidad?

No es información que pueda explicar en detalle, sin embargo, aun esta sin resolverse, mi lucha está en evitar que Chile logre extraditarme o detenga su intención de hacerlo, dado que es una cuestión de voluntad, pero para eso hay una serie de acciones legales que estoy intentando realizar, que me permitan parar esta pesadilla y poder vivir una vida en paz junto a mi esposa aquí en España.

Su caso no es el único, pues hay muchas vidas de hombres rotas...

Mi caso no es el único, conozco muchísimas situaciones, producto de haber hecho publico el mío. He conocido hombres que han vivido o están viviendo un infierno, hombres que lo han perdido todo, tristemente conozco de casos de hombres que se han quitado la vida. Otros he sabido que han recibido palizas en la calle por una denuncia falsa, otros simplemente nunca podrán retomar su carrera profesional. Una serie de situaciones muy duras para los hombres y para sus familias.

Quienes somos denunciados falsamente estamos sometidos a torturas y nuestros derechos pasan a ser una broma para todo el sistema judicial y me refiero a los que demuestran que no hay ninguna prueba en tu contra mas que la denuncia y además que tienes pruebas en tu favor que demuestran tu inocencia y aun así todo parece indicar que hay una tendencia ideológica de jueces y fiscales que consiste en predisponerlos a creer que todos los hombres somos unos criminales violentos y peligrosos.

Esto lamentablemente lo he confirmado con muchos abogados de distintas agencias y de distintos ámbitos. Se confirma que la objetividad y neutralidad de quienes están llamados a juzgarte y hacer valer la ley no es tal, y más peligroso aun que van a actuar conforme a la realidad ideológica que tienen y así, prevarican impunemente, invierten la carga de las pruebas y violan principios fundamentales del derecho penal.

¿Cuando la sociedad tomará conciencia de esta injusticia que sufre el varón sin presunción de inocencia?

Yo he analizado esta situación que hoy estoy convencido que es un fenómeno social, y creo que entre mas hombres demos la cara y denunciemos estas injusticias y atentados de terrorismo judicial esto podrá ser mas visible. También creo que el apoyo de las mujeres que tienen algo de sentido común frente a estos casos o empatía son un apoyo fundamental en la chocha para crear conciencia. Pero lamentablemente, también pienso que habrá varios mártires, que muchos hombres seguiremos sufriendo gracias a la ideología de genero y a esta idea que ha crecido como un virus en que se cree que todo hombre es un potencial violador. Creo también que se tomará conciencia de esto cuando más políticos se atrevan a hablar de estos temas y a visibilizarlos, pero es una situación que parece lejana, los políticos han abandonado al hombre que ha sido victima o que esta siendo víctima de abusos de poder y sometido a torturas.

Contacto: Página web: https://apoyodavidbros.neocities.org

Colaboración a través de la página: GoFundMe: https://shorturl.at/uIKW7

Canal de Youtube: David Bros San Martín

Javier Navascués Pérez