No es el balconning de Mallorca, pero casi y quizá aquellos turistas en sus paquetes turísticos dejen algo más de dinero a las arcas del Gobierno balear que este turismo que no pisa una tienda, ni un restaurante de la zona.

Algo hay que hacer y no vale lo de la concienciación, para limitar estos akelarres todos los fines de semana. No vale solo con que vengan miles de turistas, hay que hacer algo más...¿Quizá multas?¿Quizá control de acceso y cámaras?¿Quizá pago por acceder a ciertas zonas? Lo que sea, pero que les pase lo mismo que si cualquier vecino de la Sierra Norte se le ocurre cortar un árbol aunque esté en su finca. Lo que sea, menos seguir persiguiendo vía impuestos a los vecinos y dejar a estos salvajes que campen a sus anchas en un entorno tan privilegiado.

66076147_2535003929877108_3451087040735608832_n