El 14 de enero, la Agencia EFE se hizo eco de una noticia en la ciudad Condal, concretamente me refiero a, "JxCat reclama a Colau que pida la ilegalización de Fundación Francisco Franco", noticia que a voz de pronto, además de ser claramente sensacionalista, esconde un trasfondo perverso, por un lado, quien la protagoniza es una Fundación legalmente constituida, y por el otro, es que quien reclama, es un partido político secesionista con varios imputados por los delitos rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

La noticia, se puede resumir en que el partido político, Junts per Catalunya (JxCat), ha reclamado en el Ayuntamiento de Barcelona a la alcaldesa Ada Colau, la ilegalización de la Fundación Nacional Francisco Franco, alegando según JxCat, que la FNFF, es una "organización que hace apología del dictador", y además, "promueve valores antidemocráticos difunda su ideología en nuestra ciudad".

Vayamos por partes, tal y como se puede leer en los Estatutos de la FNFF publicados en su web, sus objetivos son, "difundir y promover el estudio y conocimiento sobre la vida, el pensamiento, el legado y la obra de Francisco Franco Bahamonde, en su dimensión humana, militar y política, así como sobre las realizaciones de los años de su mandato como Jefe del Estado Español, Capitán General y Generalísimo de los Ejércitos". Por otro lado, la FNFF no "promueve valores antidemocráticos" prueba de ello es que es una Fundación legalmente constituida, y legalmente registrada.

Se da la curiosa circunstancia que JxCat representa el espacio político que dejó la extinguida CiU, los mismo del famoso expolio del 3%, y del Caso Pujol, y de muchos otros casos salpicados por la corrupción. Además, el cabeza de lista de JxCat en Barcelona, Joaquim Forn, se encuentra encarcelado en prisión preventiva a la espera de Juicio, acusado de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

Así pues, la lectura que debemos hacer de esta noticia, es que un partido político, golpista, acusado de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos, que ha atacado a la Constitución, y a la Democracia, y que tiene políticos en la cárcel, acusa a la FNFF de "promover valores antidemocráticos". Para mí, esto es el colmo de la insensatez. Además, un partido que son los herederos políticos del mayor escándalo de corrupción de Cataluña, ¡pretenden darnos lecciones!

El intransigente y sectario comportamiento de los secesionistas catalanes, y por inclusión de la alcaldesa Ada Colau, al pedir la ilegalización de la Fundación Nacional Francisco Franco, solo se puede explicar, aunque no por ello entender, por su visión política de extrema izquierda, y, por ende, por un revanchismo patológico que impregna su ADN, todo ello en contra de todo, y de todos los que no pensamos como ellos.

Sin duda la noticia, más allá de ocupar un titular, no tiene más recorrido, máxime cuando el Ayuntamiento de Barcelona no tiene competencias para ilegalizar una Fundación legalmente constituida, y máxime cuando las falsas acusaciones no se sostienen por ningún lado al no haber base jurídica, ni prueba alguna.

El Ayuntamiento de Ada Colau, desde que ella tomara posesión del cargo en junio de 2015, ha tenido básicamente dos fijaciones u objetivos, por un lado, eliminar cualquier vestigio de España, y con incluyen a Francisco Franco, y por el otro, eliminar cualquier vestigio de la Monarquía Española, todo ello con el único propósito de apoyar la instauración de la República, la misma que entre 1931 a 1939 sumió a España en el caos y la barbarie.

Curiosamente el 15 de enero (día en el que escribo estas líneas) fue el 84º aniversario de la creación en 1396 del Frente Popular, que no fue más que una amalgama de partidos de izquierda, extrema izquierda, y secesionistas que llevó a España al caos. Lamentablemente, el gobierno de Sánchez y el PSOE, está formado por los mismos partidos, o sus herederos políticos, de los que constituían el Frente Popular de 1936.

Aprovecho estas líneas para hacer un llamamiento a todos los españoles para que no se dejen engañar con los despropósitos y los ataques de la extrema izquierda y de los secesionistas, y conozcan las muchas actividades culturales, sociales y de divulgación que realiza la FNFF, ninguna de ellas relacionada con la política.

Así pues, a quién no le interese conocer la verdad sobre la vida y obra de Francisco Franco, tiene otras muchas opciones tan nobles y legales como hacer cualquier otra cosa, a los que sí nos interesa, tenemos la FNFF, la cual ya tiene abierta una delegación en Barcelona.

Fundación Nacional Francisco Franco

(Delegación en Barcelona)

fnff.barcelona@gmail.com