Acusan de racismo a un vigilante por pedir el billete de tren a un negro, el cual ya ha sido expedientado y retirado del servicio.

Le pide la documentación porque se ha saltado el torno, punto. No es tan difícil de entender.

Del señor que graba, preferimos no decir nada. El vigilante cumplió con su trabajo. Una persona se salta un torno y le piden la documentación. Esta vez era negro y un tonto graba y lo sube a las redes y le arruina la vida a un trabajador. ¿Lo hubiera grabado si el infractor fuera blanco? Seguro que no, aunque también es casi seguro que no hubiera hecho falta, porque el señor hubiera enseñado su billete y punto.