El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, pidió al actor estadounidense Richard Gere que acoja "en sus mansiones" a los 160 migrantes que permanecen a bordo del barco de la ONG española Open Arms y que esperan a que algún país europeo les autorice un puerto.

Gere criticó la reciente ley antiinmigración que ha impulsado Salvini y que impone multas a las ONG que entren en aguas territoriales italianas con migrantes a bordo y pidió a los países europeos que abran las puertas a estas personas.

Salvini respondió que esta ley es necesaria para el país y para luchar contra los traficantes de seres humanos y las mafias, y con ironía, aconsejó al actor recibir a estas personas "en sus mansiones".

"El generoso millonario anuncia su preocupación por los inmigrantes del Open Arms, se lo agradecemos: que lleve a Hollywood, con su avión privado, a todas las personas a bordo para meterlas en sus mansiones", escribió en una nota.