Publicábamos el video del pastor de Tauste que denunció el pasado viernes la muerte de 26 de sus ovejas y un cordero a manos, según dijo en el vídeo que puedes VER AQUÍ, de buitres, resulta que los mordiscos han sido producidos por un carnívoro de mediano tamaño, por lo que la presencia de los buitres se habría producido tras la muerte de las ovejas, a mano, muy probablemente, de perros asilvestrados, según el informe de los técnicos y agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón se han desplazado hasta la explotación para recoger dos de los animales muertos, una oveja y un cordero, junto al veterinario de la cooperativa San Simón y San Judas de Tauste para trasladarlos a La Alfranca.

Las plumas halladas junto a los huesos y las pieles de las ovejas parecían indicar una clara autoría pero el informe de la necropsia, realizada por los veterinarios del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca, ha determinado que la muerte de estos animales se produjo por ataque de cánido.