Un perro de las consideradas como razas potencialmente peligrosas en la Comunidad de Madrid intentó atacar a sus dueños el viernes en un piso de Pinto, a los que acorraló y obligó a encerrarse en una habitación.

Tras aviso a Policía, varios agentes se personaron en el domicilio, donde comprobaron que el perro era “muy agresivo”.

Después de calmarlo, el can fue trasladado a la perrera municipal para su valoración por un veterinario, según ha informado Jefatura en las redes sociales.