El sindicato UGT ha criticado este viernes que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso haya mantenido como responsables de Emergencias a Carlos Novillo y a José Luis Villarroel a quienes acusa de gestión negligente en el incendio forestal de Cenicientos y Cadalso de los Vidrios, el más grave de la región.

Esta organización ha expresado "malestar" en un comunicado en el que aseguran que el incendio forestal "se agravó por el retraso en las primeras órdenes de mando, y la falta de efectivos destinados en las primeras horas de la crisis" y acusan a los mandos de "pésima gestión".

 

 

"Mala gestión con el tiempo de respuesta, así como la movilización de las brigadas", añade UGT, que pide a la presidenta y al consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, que reflexiones sobre si ambos altos cargos deben seguir en sus funciones o si "cabe dirimir responsabilidades políticas". 

UGT acudió el pasado 26 de julio a la Fiscalía de Fuenlabrada para denunciar negligencia en la gestión de los trabajos de extinción del incendio forestal que afectó a finales del mes de junio a las localidades madrileñas de Cenicientos y Cadalso de los Vidrios.

En concreto el sindicato denuncia que dos bomberos se vieron rodeados por las llamas tras un cambio brusco de viento y piden que se investigue un presunto delito en materia de prevención de riesgos laborales.

Este incendio forestal, originado el pasado 28 de junio en la localidad de Almorox (Toledo), es el que mayor superficie ha quemado en la región, con 2.183 hectáreas contabilizadas.

Novillo y Villarroel declararán ante la Fiscalía de Fuenlabrada el próximo lunes 9 de septiembre a las 10.00 y según señalan a Efe fuentes de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas colaborarán con los tribunales en lo que sea necesario.