La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha reconocido que la decisión de la Comisión Europea conocida recientemente de permitir la compensación a los ganaderos del 100% de las pérdidas causadas por animales como el lobo es "adecuada pero no suficiente".

UPA ha asegurado que con esta decisión "Bruselas reconoce los graves problemas que causa la fauna salvaje a la ganadería extensiva". Para la organización, sin embargo, es un error que Europa no obligue a los países a compensar los daños ya que, de esta manera, "permite la desigualdad entre los ganaderos de diferentes territorios".

Por otro lado, UPA ha añadido que la decisión de la UE "no cubre todo el lucro cesante" es decir, las pérdidas secundarias causadas por los ataques de carnívoros. Y es que los ataques de predadores al ganado causan muchas más pérdidas que las bajas del ganado muerto. La CE no hace referencia a la merma de la producción o abortos causados por el estrés que los ataques de lobo provocan en el ganado, por ejemplo. Por tanto, para UPA "la CE no está garantizando que se aplique justicia en el campo".

En opinión de UPA, Bruselas "habla mucho de convivencia entre ganadería y lobos pero no se moja a la hora de garantizarla". La organización ha explicado que "la verdad es que no existen medidas que puedan prevenir ataques en todos los casos". Pero, en aquellos contextos en los que sí se pueden tomar medidas, la organización apunta al elevado coste de las mismas (mastines, vallado eléctrico, pastores...). Por eso, UPA ha pedido a la Unión Europea que promocione y financie medidas preventivas para las explotaciones.

"Está muy bien dedicar palabras bonitas tanto al lobo como al ganado extensivo, pero lo cierto es que uno se come al otro", han dicho desde el colectivo de ganaderos. "Somos nosotros los que estamos desapareciendo y los lobos los que se están expandiendo, la UE debe proteger a la ganadería extensiva, que es la que está en peligro de extinción", han concluido.