El estado de salud de Eduardo Zaplana continúa siendo preocupante. El ex presidente valenciano ha empeorado vuelto empeorar de su leucemia, que le fue diagnosticada en 2015, y en los últimos días habría sido ingreso en aislamiento en el Hospital de la Fe de Valencia

Habitualmente, el ex dirigente popular, seguía con su tratamiento en este centro hospitalario valenciano. Cada 15 días, abandona la cárcel para someterse a pruebas y recibir el tratamiento. En una de las últimas ocasiones, pero, parece que su estado de salud es tan débil que los doctores han preferido que permanezca en el hospital.  

Las críticas del médico que lleva su enfermedad, Guillermo Sanz, a los jueces que lo mantienen en prisión preventiva no han servido para que estos hayan cambiado de opinión. Sanz ha cualificado el criterio de estos de «inhumano».

 

En «grave riesgo» de morir si permanece en prisión

Un doctor especialista en leucemia de la Unidad de Texas, en Estados Unidos, aseguró el pasado mes de julio en un informe que el expolítico Eduardo Zaplana está en «grave riesgo» de morir si permanece en prisión y su enfermedad vuelve a manifestarse. 

Guillermo García-Manero, jefe de la Sección de Síndromes Mielodisplásicos del centro ubicado en la ciudad de Houston, afirmó que en caso de recaída, los enfermos de leucemia que se encuentran en una situación similar a la de Zaplana —en prisión desde hace dos meses— tienen una tasa de mortalidad cercana al 100%