Una estudiante de Estados Unidos de 27 años que vive en Madrid fue agredida y violada por un hombre hace dos fines de semana, aproximadamente el 1 y 2 de diciembre, junto a la estación de autobuses de Aluche cuando regresaba ebria a su casa, han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

Como relata la joven, Andrea Sicignano, en su cuenta de Facebook, reside en Madrid desde hace seis meses y tanto ella como su amigo ese día estaban «borrachos» después de acudir a un espectáculo de flamenco. Al volver a casa ambos se separaron para ir cada uno por separado a su domicilio. Durante el trayecto a su casa es cuando se consuma el delito sexual. 

Miembros de la UFAM han colaborado en la detención del agresor
  

La joven intuyó más tarde que podía estar en peligro y cuando trató de huir «el hombre se volvió violento». «Mientras luchaba empezó a vencer. Yo estaba gritando y luchando con todo el poder que podía reunir. Traté desesperadamente de llegar a mi teléfono pero dijo: 'tengo tu teléfono, no puedes llamar a nadie'. Me golpeó en la cara una y otra vez hasta que no pude pelear más. Ya no podía gritar. Apenas podía ver a través de la sangre en mis ojos. Él me violó», explica la víctima.