Los lamentables acontecimientos que originaron esta denuncia se desarrollaron de la siguiente manera: la tarde del pasado martes 19 de febrero, el denunciado se presenta en el Ayuntamiento de La Acebeda, donde se encuentra la alcaldesa trabajando y le dice que quiere hablar con ella en privado, a lo que ella accede. Ya en un despacho a solas, Ángel Hernández Cárdenas, visiblemente alterado, exige a la alcaldesa que retire una actuación que está iniciada contra él por haber construido de forma ilegal, y en el transcurso de la conversación le dice que la retire "por el bien de todos", que cuando él sea alcalde "va a ir a por ella", que "se va a enterar", e incluso le recuerda que tiene licencia de armas. 

 

Conviene recordar que este es el candidato del PP apadrinado por el que fuera alcalde de La Acebeda, Adolfo Hernán, quien acumula tres querellas por presuntos delitos de prevaricación, y que pretende volver a las andadas colocando a este señor en la alcaldía, ya que en esta legislatura no se le ha permitido manejar el Ayuntamiento desde la sombra, como él pretendía.

 

Ante este panorama, mucha gente en la Sierra se pregunta: ¿Es esta la mejor propuesta del Partido Popular para La Acebeda? ¿No había nadie mejor, este es el nivel de los candidatos, esta  es la regeneración de la que tanto hablan? ¿Por qué han decidido no contar con la actual alcaldesa para las próximas elecciones? ¿Será porque no ha sido sumisa y ha puesto encima de la mesa la porquería que ha encontrado en el Ayuntamiento, en lugar de taparla y hacer la vista gorda, como se le aconsejó hacer?

 

El pasado día 2 de abril, el denunciado Ángel Hernández Cárdenas estaba citado para declarar en el Juzgado de Torrelaguna, pero evitó hacerlo con una excusa médica, como ya ha hecho en más de una ocasión su mentor, Adolfo Hernán, quien padece unas curiosas dolencias, que solo se manifiestan los días que tiene que comparecer en el juzgado.

Rosa García Alcaldesa de La Acebeda