Lo sucedido ayer con la irrupción de las Femen en el acto de la Plaza de Oriente, constata la doble vara de medir con la que trata el sistema a los patriotas.

Las Femen no es que no fueran detenidas sino que fueron acompañadas por la Policía hasta un Taxi, mientras que el Jefe Nacional de La Falange Manuel Andrino es golpeado y el Jefe de Seguridad de Democracia Nacional detenido de manera desproporcionada.

Es increíble que estas pseudomujeres no sean siquiera detenidas cuando puede observarse un delito de desórdenes públicos y un delito de odio ideológico que por cierto, sí fueron cargados a los detenidos en el proceso de Blanquerna, con la pena final de 4 años de cárcel.

Captura_de_pantalla_2018-11-19_a_las_18.14.42

La desproporción, la injusticia y la doble vara de medir para con los militantes patriotas queda en evidencia una vez más. La Falange y según ha podido saber el Correo de Madrid, "vamos a tratar por todos los medios que lo que pasó ayer no quede impune con las consiguientes denuncias en el juzgado."