Los representantes de Ciudadanos, Inés Arrimadas, tuvo que salir escoltada por la Policía durante la manifestación del Orgullo, celebrada este sábado en Madrid.

Los miembros de Ciudadanos fueron expulsados de la marcha reivindicativa y denunciaron haber sido agredidos con el lanzamiento de hielos y de botellas. Eso pasa cuando no se sabe donde se está. Cuando no se es ni chicha ni limoná, pasan estas cosas que vas a una manifestación de maricas y tienes que salir corriendo.

Los manifestantes lograron así su objetivo: echar de la protesta a Arrimadas y a toda su comitiva al considerar que son unos traidores a la causa del LGTBI por haber negociado y pactado con Vox.

"A vosotros sí que se os ve el plumero""ya se ven, aquí están, los amigos de Abascal"  o "Arrimadas ni te arrimes" fueron algunos de los lemas.

Y claro la queja de la formación "veleta" queremos decir "naranja" iba en la dirección que les ha traído hasta aquí, es decir, no llamando a las cosas por su nombre y querer quedar bien con todo el mundo y esto es lo que dijo Arrimadas: "Los fascistas que hoy nos han intentado echar del Orgullo no se van a salir con la suya". ¿Fascistas? ¿o maricas cabreadas?