El Jefe de la Agrupación de Protección Civil de Leganés, Teodoro Becedas, salvó la vida de un niño que se había atragantado con un caramelo en la Cabalgata de Reyes del pasado sábado 5 de enero. Becedas realizó la maniobra de Heimlich, un procedimiento de primeros auxilios con el que logró desobstruir el conducto respiratorio. Se trata de una técnica que se realiza en casos de asfixia por atragantamiento.

 

El alcalde de Leganés, Santiago Llorente, agradeció en el nombre de todos los vecinos y vecinas el trabajado de Teodoro Becedas y toda la Agrupación de Protección Civil de Leganés. “El mejor regalo de Reyes es el que nos hizo Protección Civil y en concreto su Jefe, que salvó la vida de un niño que se atragantó con un caramelo durante la Cabalgata. Gracias Teo, a ti y a todos los voluntarios y voluntarias de Protección Civil por el inmejorable trabajo que realizáis cada día al frente del servicio”, destacó el primer edil.

 

Más de 90.000 personas en las calles de Leganés

Más de 90.000 personas siguieron las Cabalgatas de Reyes de Leganés y La Fortuna. El color, la animación y la puesta en escena de las diferentes carrozas y artistas llenaron de ilusión las calles de la ciudad en un día mágico.

 

En el dispositivo de seguridad programado para esta jornada participaron de forma conjunta Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Protección Civil, seguridad privada y personal de la organización al paso de las comitivas. En la Cabalgata de Leganés participaron 21 carrozas y 5 en La Fortuna. La labor asociativa y de las diferentes entidades de la ciudad fue una vez más clave para asegurar la animación y el colorido en el recorrido.

 

Una de las grandes novedades de la Cabalgata de Leganés que atrajo el reconocimiento y sorpresa del público fue la presencia de las ‘Hadas de la Navidad’. Cuatro mujeres

enfundadas en vestidos de gran tamaño y altura que ilusionaron a los niños, niñas y familias que presenciaron el recorrido.

 

Crece la participación y presencia de la Carrera de Reyes

La Carrera de Reyes congregó a cerca de 300 participantes en la previa de la Cabalgata. Por el mismo recorrido, comenzando en El Carrascal y llegando hasta la Plaza Mayor, atletas populares de Leganés y otros puntos de Madrid comenzaban el año corriendo por tercer año consecutivo. Una iniciativa que congregó a más público en meta que en años anteriores. Todos los participantes se llevaron un dulce de regalo y los ganadores de las diferentes categorías roscones de Reyes de gran tamaño.

 

El Club Atletismo Leganés organizaba esta carrera con la colaboración de los otros dos clubes de atletismo de la ciudad, Zarzaquemada y Maratonianos, y del Ayuntamiento de Leganés. Al finalizar la prueba se rendía un pequeño homenaje a Laura Luelmo, mujer asesinada en Huelva cuando salía a correr, y a Manuel Zambrana, trabajador del área de Deportes del Ayuntamiento de Leganés durante cerca de 40 años que fallecía recientemente.