Los hechos acontecieron en la noche de ayer, sobre las 23:56 horas, cuando la sede de la Policía Local recibe diversas llamadas de vecinos alertando que se estaba cometiendo un robo en una tienda de telefonía móvil y aparatos electrónicos situada en la avenida Calatalifa. De inmediato se personaron dos patrullas que comprobaron los múltiples daños originados en la puerta y el escaparate del local como consecuencia, al parecer, de un alunizaje. En el lugar de los hechos se encontraban dos vehículos de alta gama que iniciaron la huida siendo perseguidos por los coches policiales.

En la rotonda de la Avenida Príncipe de Asturias con la Avenida Calatalifa uno de estos vehículos impactó con uno de los patrullas que a su vez chocó con otro coche aparcado en la zona. Este efecto rebote llevó al vehículo policial a colisionar con una farola que, como consecuencia del fuerte golpe, la parte frontal de la misma se introdujo a la altura del copiloto tras reventar la luna delantera, como se puede ver en las imágenes. Por fortuna no ha habido que lamentar daños personales a los agentes. 

Por su parte, el otro coche patrulla prosiguió la persecución de los dos vehículos hasta llegar a la M-50 donde se les perdió la pista.

En nombre de los vecinos, el alcalde, José Jover, y la concejala de Seguridad, María Ángeles Méndez, quieren hacer constar “su felicitación a los agentes que participaron en esta intervención ya que su rápida y eficaz actuación evitó que se pudieron haber causado daños mayores”. Enhorabuena que quieren hacer extensiva al resto de la plantilla de la Policía Local de la que “todos nos sentimos muy orgullosos por la labor diaria que realizan sus agentes siempre comprometidos por velar