Ha sido poco después de la manifestación del sindicato Jusapol de la Guardia Civil en Barcelona y el intento de los CDR de boicoterarla. Un radical ha empujado escaleras abajo en una estación de Metro a un hombre que llevaba una especie de bandolera o riñonera con la bandera española. Ha sido una agresión gratuita y sin discusión previa, según han coincidido varios testigos.

Los hechos han ocurrido sobre las 14 horas de este sábado en uno de los accesos a la estación de Urquinaona, muy cerca de donde se habían concentrado las dos manifestaciones de signos contrarios.

Un hombre ha empujado a la víctima que ha caído escaleras abajo y ha sufrido importantes golpes en la cara. Los vigilantes de seguridad han intentado retenerlo, pero el agresor, gracias a la ayuda de un amigo, ha logrado escapar, según han coincidido en explicar fuentes policiales y testigos del ataque.

FUENTE: ABC