Los 76 km2 de superficie del término municipal de Navalagamella encierran una reserva paisajística y biológica considerable. Situado en la comarca de la Sierra Oeste, sus dehesas de encinas, sus robledales, áreas de cultivo y riberas fluviales albergan una gran diversidad de vida silvestre. El término municipal de Navalagamella está incluido en la denominada Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de los Encinares del Río Alberche y Cofio. Las limpias aguas del río Perales, afluente del Alberche, bañan las tierras de este bello enclave, proporcionando un hábitat idóneo a muchas especies de flora y fauna. El hábitat dominante es el bosque mediterráneo, cuya especie más característica es la encina (Quercus ilex), además de algunos ejemplares de roble melojo (Quercus pyrenaica), la cornicabra (Pistacia terebinthus), cuyas hojas se visten de bellos colores rojos en otoño, enebros (Juniperus communis), jaras, romero y tomillo y otras muchas especies que tapizan en primavera de variados colores las praderas y riberas del municipio.

 

Entre los vertebrados que habitan esta zona, son sin duda las aves el grupo mejor representado y más fácil de observar. Los cielos de Navalagamella nos ofrece la oportunidad de observar especies emblemáticas de nuestra avifauna, como el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), el águila real (Aquila chrysaetos), buitre negro (Aegypius monachus), cigüeña negra (Ciconia nigra), así como otras aves de presa y un incontable número de medianas y pequeñas aves.

 

El ayuntamiento de Navalagamella tiene habilitadas varias rutas para recorrer su término municipal y disfrutar tanto de su naturaleza como de su patrimonio histórico. Todo aquel interesado en pasar un buen rato lejos de los ruidos y contaminación de la ciudad puede consultar en el enlace de la web municipal:

http://www.aytonavalagamella.es/municipio/rutas-por-el-municipio