La corporación municipal ha decidido paralizar las obras de mejora que se estaban llevando a cabo en el Colegio CEIP San Miguel, sito en la calle Miralcampo s/n hasta que concluya el curso escolar.

 

El ayuntamiento había exigido a la empresa adjudicataria que realizara dicha actuación con las máximas medidas de seguridad, dado que la presencia de los niños es continua en la zona, a fin de evitar cualquier incidencia que se pudiera producir. Se ha constatado que la empresa adjudicataria no estaba observando dichas normas de seguridad con suficiente rigor, sin las cuales no se puede continuar con las obras.

 

Por consiguiente y a fin de evitar males mayores, nos hemos comprometido con los padres de los alumnos y con la dirección del centro a retirar todas las vallas y accesorios colocados y paralizar la ejecución de la obra, que se reanudará cuando el curso escolar haya finalizado y no entrañe riesgo alguno para los alumnos.