Se trata de un presupuesto muy ambicioso y con el mayor nivel de inversión en infraestructuras que jamás se ha afrontado en un solo año y que es continuista respecto a las políticas marcadas por el equipo de Gobierno local, de dotar al municipio de infraestructuras claves para proporcionar a los vecinos los mejores servicios de calidad y, por tanto, el mayor bienestar.

El alcalde, Borja Gutiérrez, ha expresado que se trata de un presupuesto “que da respuesta a las distintas necesidades a las que se enfrenta el Ayuntamiento en el momento actual, desde una posición estable y realista, que nos permite continuar consolidando los pilares sobre los que va a descansar la modernidad del Brunete del futuro”.

El regidor ha añadido que con la aprobación de los Presupuestos de 2019, “garantizamos el mantenimiento de una gestión económica eficaz, que está siendo capaz año tras año de construir un modelo municipal económicamente viable y socialmente avanzado, en el que las ratios de endeudamiento continúan disminuyendo y los remanentes positivos se tornan en habituales, lo cual supone un hito en la historia de nuestro pueblo”.

Las cuentas con las que afrontará Brunete el año 2019 mantienen la línea de gestión “en cuanto a realismo, seriedad, buena práctica, y máxima austeridad en el gasto, que se ve incrementado en aquellas áreas sociales e impositivas prioritarias, dando respuesta a las necesidades reales de la mayoría de los vecinos”, ha afirmado Borja Gutiérrez.

Se trata de un presupuesto responsable que cuida especialmente las partidas destinadas en políticas sociales, educativas, juveniles, deportivas y culturales, servicios, y de manera significativa las inversiones en materia de equipamientos e infraestructuras de calidad.

Los vecinos siguen siendo la prioridad

El Presupuesto aprobado por el Ayuntamiento de Brunete se asienta sobre varios pilares básicos y transversales, como son, la reducción de impuestos, la consolidación de las políticas sociales, la puesta en marcha de proyectos novedosos de atención a las urbanizaciones, como puede ser la pasarela que conectará los barrios de Prado Alto y de Prado Nuevo, por encima de la carretera M-513. Una inversión que da cumplimiento a una demanda muy solicitada por los vecinos, y que le han transmitido a Borja Gutiérrez a través de las numerosos visitas que ha realizado a ambas zonas, mediante la iniciativa del “Alcalde a tu puerta”.

Otra inversión de primer nivel por su importancia y por la cuantía de su dotación es la remodelación de las calles Iglesia, Caridad, Asunción, Madrid, Real de San Sebastián y Paseo de Boadilla, que permitirá la transformación del casco histórico en un pulmón verde accesible para todos, donde la prioridad es el peatón y se impulsará la coexistencia del tránsito de peatones con el tráfico rodado, además de adecuar en su ubicación y forma las correspondientes dársenas de autobuses.

Asimismo, entre otras actuaciones, se acometerá la pavimentación de vías públicas en la urbanización El Larguero Fase II; el acondicionamiento del muro del Polígono; la ampliación del Pabellón de Judo; el acondicionamiento para la construcción del nuevo cuartel de la Guardia Civil; el mobiliario del nuevo salón de Plenos; la conservación y rehabilitación de edificios municipales; obras en el campo de fútbol, principalmente en los vestuarios, gradas y aseos; aportación al carril bici, etc.

Estas cuentas también recogen actuaciones destinadas a programas educativos así como al mantenimiento, conservación y mejora de los centros públicos, la clara apuesta por la sostenibilidad medioambiental, una nueva dotación de Protección Civil y la incorporación de un Vehículo de Intervención Rápida (VIR), que prestará servicio durante las 24 horas.

“En definitiva, son unos presupuestos que marcan la continuidad del buen modelo de gestión que ya está en marcha en Brunete. Un modelo que se sustenta en el desarrollo de políticas activas de bienestar social en el que la inversión en los vecinos es la prioridad”, ha concluido el alcalde, Borja Gutiérrez.