Un centenar de personas han descubierto los atractivos de Navalagamella en las últimas semanas, gracias a las distintas rutas guidas organizadas por el Área de Turismo del Ayuntamiento de Navalagamella.

Estas rutas han discurrido por las diferentes sendas que jalonan el municipio y han enseñado todos los atractivos que ofrece Navalagamella, como la Ruta de los Molinos del río Perales, la Ruta del Puente del Pasadero y las Tejoneras, y la Ruta del Embalse.

 

La primera de estas rutas discurre por un encinar en donde es posible ver diversa fauna, destacando los buitres negros y leonados, así como el águila imperial ibérica. Parte del camino recorre un tramo de la antigua Cañada Real Leonesa, utilizada desde la Edad Media para conducir el ganado. También se pueden ver los restos de dos molinos de cubo, de origen medieval, que gracias a la fuerza del agua eran utilizados para moler grano y obtener harina. Al final del recorrido se encuentran varios restos de la Guerra Civil, como nidos de ametralladora y fortines, entre los cuales destaca una impresionante construcción militar de tipo "blockhaus".

 

La segunda también permite observar los restos de dos molinos de cubo y el conocido Puente del Pasadero, que fue reconstruido en 2014. Se cree que el puente se remonta a la época medieval y, debido a sus características y localización, puede tratarse de uno de los cinco puentes de la época musulmana que facilitaban el tránsito por el centro peninsular. El paraje de las Tejoneras, por su parte, es un espacio natural de gran valor medio ambiental que propició que todo el municipio formara parte de la zona protegida Red Natura 2000 de la Unión Europea.

 

Y la tercera ruta discurre por el embalse de Cerro Alarcón, localizado en las proximidades de la urbanización del mismo nombre y construido en el río Perales en 1970 con fines recreativos. Actualmente, este humedal constituye un hábitat en el que pueden encontrarse diversas especies animales y vegetales, entre las que destacan las aves acuáticas, siendo un importante enclave para la observación ornitológica.

 

Otras sendas que destacan en Navalagamella tienen como protagonista a los numerosos vestigios de la Guerra Civil, como la Ruta de los Fortines y la Ruta del Campamento Militar “La Peña”, y que próximamente también serán objeto de rutas guiadas organizadas por el Área de Turismo del Ayuntamiento de Navalagamella.