El Ayuntamiento de Navalagamella ha conseguido, gracias a sus gestiones con la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, que ésta haya colocado unas nuevas señales de tráfico y haya construido un nuevo paso de peatones elevado en Navalagamella, con lo que la Seguridad Vial del municipio mejorará notablemente.

Las nuevas señales de tráfico se han colocado en la carretera M-510, cerca de la entrada de la Urbanización El Romeral, las cuales no sólo indican que la velocidad no debe superar los 50 km/h si no que se debe extremar la precaución porque existe una parada de bus cercana. Las señales viarias, mucho más modernas, ganan en visibilidad con un fondo de color fosforescente y cuatro luces intermitentes de color ámbar alimentadas por una placa solar.

IMG-201001-WA000

En cuanto al nuevo paso de peatones elevado, se ha colocado a la salida del Polideportivo La Solana, en la carretera M-521, sustituyendo al anterior. Este nuevo paso de cebra es mucho más seguro para los peatones porque obliga a los vehículos a reducir su velocidad y porque ya no está justo enfrente de la salida de las instalaciones deportivas, si no que se ha movido unos metros. En esta zona, además, se han colocado varios tramos de barandilla metálica que impiden que cualquier persona pueda invadir la calzada, lo que otorga una mayor seguridad al transitar por esta vía.

Tanto las nuevas señales como el nuevo paso de peatones fueron inspeccionados por Andrés Samperio, alcalde de Navalagamella; Irene Casado, primer teniente alcalde; y Santos Gutiérrez, segundo teniente alcalde. “El Equipo de Gobierno que presido se ha esforzado para que Navalagamella mejore notablemente su Seguridad Vial y para que los vecinos puedan transitar por el municipio sin ningún riesgo, y gracias a las gestiones del Ayuntamiento, hemos conseguido que la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid reforme estas zonas de nuestro municipio”, ha declarado Andrés Samperio tras su visita.