A las 12 de la mañana del miércoles 13 de marzo ha tenido lugar en el salón de Plenos del Ayuntamiento un pleno extraordinario para tratar varios asuntos de suma trascendencia para el municipio.

 

El orden del día ha sido el siguiente:

 

  1. Aprobación de las actas de las sesiones anteriores celebradas los días 8 de noviembre y 21 de diciembre de 2018 respectivamente.
  2. Aprobación del Proyecto de Presupuesto General de 2019, Anexo de Inversiones, Anexo de Personal y Plantilla Municipal.
  3. Aprobación del expediente de contratación y Pliegos de Cláusulas Administrativas Particulares para la construcción y gestión de una residencia para mayores en el municipio de Navalagamella.
  4. Aprobación del Convenio Colectivo para el personal laboral del Ayuntamiento de Navalagamella.
  5. Aprobación del Convenio Colectivo para el personal funcionario del Ayuntamiento de Navalagamella
  6. Aprobación del acuerdo sobre condiciones de trabajo de la Policía Local de Navalagamella.

 

Todos los puntos fueron aprobados a excepción de la construcción de la residencia geriátrica, que requería una mayoría absoluta, al votar en contra de este proyecto toda la oposición en bloque. Es el segundo pleno en el que la oposición rechaza el proyecto, ya que la pasada semana, durante la celebración de un pleno ordinario, también votaron en contra de la construcción de la citada residencia.

 

La paralización del proyecto del alcalde Andrés Samperio y de su equipo de gobierno supone dejar indefinidamente a Navalagamella sin una Residencia para Mayores que no iba a suponer ningún gasto al ayuntamiento, sino grandes beneficios económicos y de creación de empleo, con la contratación de más de 50 puestos de trabajo fijos. Una aspiración de los convecinos de Navalagamella que se ve truncada por los intereses bastardos de unos partidos de la oposición que hablan mucho de derechos sociales y de la protección de los mayores, pero que por electoralismo y oportunismo no dudan en dejarles a los pies de los caballos.