Ayer fue un gran día para Navalafuente: la población y los vecinos de pueblos de alrededor disfrutaron ayer miércoles de la onomástica de San Bartolomé dentro de las fiestas patronales dedicadas al santo .

 

A las 12.00 del mediodía tuvo lugar la solemne eucaristía y procesión en honor a San Bartolomé. Este año, además, lo hizo con unos acompañantes de excepción, ya que el Santo fue custodiado en la Iglesia y en el recorrido de la Procesión por una escuadra legionaria.

 

A la salida y después de los acordes del Himno Nacional, se subastaron los puestos para trasladar al Santo, que todos fueron cubiertos desde 170 a 110 euros por puesto.