Madres y padres de alumnos de colegios e institutos públicos de las localidades de Alcobendas, Bustarviejo, San Sebastián de los Reyes y Colmenar Viejo, todas ellas ubicadas en la zona norte de Madrid, protestaron el pasado Lunes por la indefensión en que dicen encontrarse ante la imposición de directores por parte de la Comunidad de Madrid, ha informado el colectivo en un comunicado.

 

Una concentración por la democracia y autonomía de los centros educativos se realizó este lunes, a  las 12.30 horas, ante la Dirección de Área Territorial(DAT) Madrid Norte, situada en la avenida de Valencia de San Sebastián de los Reyes.

 

El colectivo ha denunciado que se han ignorado los candidatos que contaban con garantías en sus respectivos centros, destacando que esta medida vulnera la libertad de elección de colegio público, ya que el proceso de matriculación se ha cerrado y los cambios de equipo directivo pueden modificar sustancialmente los proyectos educativos que ya estaban en marcha en cada centro.

El problema es que en Bustarviejo (es el caso que conocemos, aunque imaginamos que en el resto de Centros será similar)había una directora muy competente y estimada por toda la comunidad educativa. En el colegio aumentan cada año las matrículas porque las familias están encantadas con el proyecto educativo. Al presentarse a la renovación de su cargo, los tres miembros de la administración le han puesto un cero a su proyecto de Dirección. Y ahora han nombrado a dedo como director a otra persona de otro centro”.

Esto ha pasado de forma similar en 40 centros educativos públicos de la Comunidad de Madrid. La mayoría en la zona sur, pero también en la zona oeste, Vallecas (IES Domínguez Ortiz), Ciudad Lineal, Bustarviejo, etc. El procedimiento es el mismo: se destituye –o no se eligen- a direcciones críticas y se imponen directores dóciles y de la misma cuerda política que la administración. Es la LOMCE, que le permite al PP estas cacicadas contra la autonomía y la gestión democrática de los centros.

Olvidando que peor que mentir es tomar por tontos a los demás, la Consejería lo niega diciendo que se ajustan a la ley. Efectivamente, la ley establece que al director lo elige una comisión creada a tal efecto. La trampa está en que, según el artículo 135 de la ley, la comisión está formada por miembros designados por la Administración que se aseguran la mayoría (entre el 50% y el 70%) y la comunidad educativa está siempre en minoría. De cinco miembros, tres los pone la Administración y dos la comunidad educativa del centro.