Los recientes incendios en Canarias han dado cuenta de que la improvisación y las negligencias en la planificación de Municipios, Cabildo y Comunidades autónomas, todas gobernadas por el PSOE, no sirven para que nadie dimita tras el peor incendio ocurrido en España desde el año 2003, con más de 12.000 Ha afectadas y varios miles de personas desalojadas:

Al alcalde de Podemos de Pedruezuela, Rafael Turnes, gracias a los votos del PSOE, que ha aparecido en ocasiones en este diario, y comenzando su segundo mandato, tras la moción de censura que quitó este ayuntamiento a Podemos en el cuarto final de la anterior legislatura, se le presenta un incendio político bastante complicado, aunque no de las proporciones del de Canarias.

Al parecer, a principios de este mes de agosto, una familia okupa una vivienda en la calle Pioneros de Pedrezuela, tiene guasa la cosa.

Los vecinos informan a Rafael y la Policía Municipal y Guardia Civil, dado que es un hecho notorio que esta pareja “enseñan” la vivienda y la zona a los amigos y conocidos, muy tranquila para vivir.

El alcalde tranquiliza a los vecinos, se ha dado orden a la Policía Municipal para que esté pendiente y se pondrán los medios para evitar nuevas okupaciones.

Hoy, cuando falta una semana para finalizar el mes, tres de las cuatro viviendas han sido okupadas, los felices okupantes tienen coches de marcas que la mayoría no podemos comprar, y presentan muebles y columpios nuevecitos en las entradas de las viviendas.

Se han presentado en numerosas ocasiones la Policía Municipal y Guardia Civil (no son muy pacíficos, y no dejan trabajar a los que hacen su trabajo), acompañando a operarios para cortar la luz y el agua, enganchadas ilegalmente varias veces, y son comunes las quejas de los vecinos, en cuanto a la actitud y el ruido de las fiestas hasta horas intempestivas, en pleno verano, cuando se duerme con las ventanas abiertas.

Si “Es el vecino el que elige el alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde”, o mejor dicho, el alcalde es el responsable de solucionar los problemas de sus vecinos, problemas reales como éste, ¿no debería asumir responsabilidades políticas, el lugar de delegar responsabilidades en comisiones o círculos, e informar a sus vecinos de qué se está haciendo, primero para evitar que gente que no necesita una vivienda, okupe y destroce una propiedad privada (evidentemente por los muebles, coches y columpios) y segundo para proteger el resto de viviendas vacías (temporal o permanentemente, en agosto muchos se van de vacaciones) de un pueblo de 6.000 habitantes?

Queda una cuarta vivienda vacía por okupar, le quedan días, o quizás horas.

Y mientras los vecinos de Pedrezuela temen al dormir dejar hasta las ventanas abiertas (y eso que no saben nada los que están de vacaciones), no vaya a ser que se les cuele el incendio. Les seguiremos informando.