El pasado 25 de enero en elcorreodemadrid publicábamos la siguiente noticia: Rascafría pide a la Comunidad un camión para la Brigada contra Inendios Forestales. El responsable por aquel entonces del operativo contra Incendios Forestales (INFOMA), y al que se dirigía la petición formulada por la unanimidad del pleno Municipal Rascafría, era el Consejero de Presidencia Pedro Rollán, ahora presidente en funciones de la Comunidad de Madrid. Hemos podido saber que Pedro Rollán ignoró y despreció al Pleno municipal de Rascafría ya que 6 meses después el consistorio nunca recibió respuesta alguna a dicha petición.

Para justificar su petición, el Consistorio local expuso que durante los últimos años ya tuvieron varios conatos de incendio, que son uno de los municipios con mayor presión de visitantes y turistas de la Sierra de Guadarrama, y que además están enclavados en un paraje de altísimo valor ecológico. Fuentes municipales recordaban que Rascafría es municipio cabecera del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, que desde la declaración del Parque Nacional el riesgo de incendios forestales se ha disparado motivado por la masificación de visitantes en los montes, por la falta de mantenimiento de los caminos y pistas forestales por parte de la Comunidad de Madrid y sumado a las restricciones que ha traído el Parque Nacional en los usos tradicionales como el pastoreo, tratamientos silvícolas y gestión maderera de los montes públicos. A pesar de aumentar el riesgo de incendios los medios destinados a la prevención y lucha contra el fuego no han aumentado, o en todo caso han disminuido como fue la eliminación de los bomberos voluntarios de Rascafría, la negativa de la Comunidad de Madrid a mejorar los medios mecánicos sustituyendo las autobombas ligeras por bombas pesadas (camiones), los escasos trabajos de prevención por falta de medios humanos que se desarrollan en invierno y que han dejado las pistas forestales y caminos en muy mal estado. Según han relatado los vecinos, tal circunstancia provocó la tarde noche del domingo que los vehículos más pesados contra incendios forestales, como los Bulldozer o camiones nodriza, no pudieran circular por los mismos y acceder desde Rascafría al incendio situado en la zona del Reventón, en la divisoria entre Madrid y Segovia.
Estos dos incendios han sido un serio aviso para el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, el segundo más visitado de España, el cual no tiene aprobado aún el PRUG ni tampoco un Plan Integral de Emergencias que extreme al máximo la lucha contra el fuego.