La Comunidad de Madrid ultima la incoación del Monasterio de San Antonio, situado en el municipio madrileño de La Cabrera, como Bien de Interés Cultural (BIC), el primer paso para poder declararlo como tal en un futuro.

Así lo ha anunciado hoy el consejero de Cultura, Turismo y Deportes, Jaime de los Santos, que ha visitado este importante conjunto arquitectónico.

De los Santos ha destacado el “compromiso del Gobierno regional con la conservación y puesta en valor del patrimonio histórico regional, un legado cultural que tenemos la obligación de proteger y recuperar”.

En este sentido, el consejero ha señalado la importancia de este monasterio que es “un ejemplo de conjunción del patrimonio natural e histórico de nuestra región”.

Por otro lado, el consejero ha visitado también hoy la necrópolis de La Cabeza, en La Cabrera.

Este municipio madrileño aparece como un lugar que ha mantenido una importante densidad de poblamiento desde la Prehistoria reciente.

Este conjunto funerario consta de una pequeña necrópolis de 10 tumbas.

Nueve de ellas son enterramientos en cista datados en el siglo VII.

La décima tumba, que puede datarse entre los siglos IX y X, es la conocida como ‘tumba del moro’.

Esta última está excavada en la roca y pudo pertenecer a un eremita que vivía en un territorio de frontera, entre los valles del sur en manos del emirato y califato cordobés y el norte, en manos de los monarcas cristianos.