Las largas esperas, las colas interminables y los buses abarrotados que tienen que soportar los vecinos de la Sierra Norte para ir y volver de Madrid cada día han desatado un creciente enfado, hasta el punto de que la semana pasada se anunciaron manifestaciones para el próximo viernes.

El Gobierno de la Comunidad ha decidido reaccionar antes de que el descontento vaya a mayores y, hoy mismo, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid va a comunicar un refuerzo de autobuses a los alcaldes de los municipios de la zona que entrará en vigor el 14 de octubre.


Vamos a reforzar los autobuses que comunican Madrid con los principales municipios de la sierra, y lo vamos a hacer, además, facilitando la conexión con Cercanías y Metro", declara el consejero de Transportes regional, Ángel Garrido. "Mi principal objetivo como consejero de Transportes es que, en la Comunidad de Madrid, nadie se sienta lejos, viva donde viva".

Los refuerzos consistirán en ocho nuevas expediciones –cuatro por servicio– en las líneas 191 (que une el intercambiador de Plaza de Castilla con Buitrago del Lozoya) y la 193 (que enlaza Plaza de Castilla con Pedrezuela y el Vellón).

En la actualidad, en días laborables, la línea 191 cuenta con 49 expediciones y la 193, con 101 expediciones. Cinco de estos nuevos servicios no saldrán desde Plaza de Castilla, sino que tendrán la cabecera en la estación de Renfe Cercanías de Alcobendas/S.S. de los Reyes –línea C4a– y la comunicarán con la estación de Metro Hospital Infanta Sofía –línea 10–.

Estas dos líneas tienen actualmente una media de 7.625 usuarios de lunes a viernes entre ambas, según datos de la Consejería de Transportes. Tras ser reforzadas con un aumento de la oferta del 20% en 2017, el número de usuarios ha crecido un 13% en los últimos dos años. Los municipios que se beneficiarán directamente de este refuerzo en el servicio serán Pedrezuela, Venturada, El Molar, San Agustín de Guadalix, El Vellón, La Cabrera, Cabanillas, Lozoyuela y Buitrago del Lozoya, donde viven un total de 38.000 personas que, en muchos casos, se tienen que trasladar a diario a Madrid. "Queremos garantizar la movilidad de los vecinos de la Sierra Norte y facilitar su día a día, que en muchos casos supone trasladarse a Madrid y a los municipios de su entorno para trabajar o para estudiar", declara Garrido.

En la actualidad, la Sierra Norte cuenta con una oferta de transportes estructurada a través de 7 líneas con cabecera en el intercambiador de Plaza de Castilla, es decir, vertebradas a lo largo de la A-1. Asimismo, hay una serie de líneas comarcales que se atienden a través de microbuses de 15 plazas y que tienen como cabeceras de las zonas los municipios de Buitrago, El Molar y Torrelaguna.


1080237-354-578