Hace unos días culminó un proceso de democracia directa en Bustarviejo, denominado Bustarviejo Decide.

La historia se remonta a siete años atrás, cuando el 15 de mayo de 2011 un montón de gente nos organizamos al margen de las estructuras tradicionales para trabajar por algunos objetivos políticos. Uno de ellos, probablemente el más transversal, era la renovación y profundización de nuestro sistema democrático. Reivindicábamos que elegir representantes no era ni mucho menos suficiente, y que siempre que se pudiera decidir de manera directa, sin representantes que decidieran por nosotras y nosotros, era preferible. Sabíamos y sabemos que las decisiones por democracia directa no siempre serán las mejores. Como no siempre lo son las que tomamos los representantes. Pero siempre serán más interesantes.

En Bustarviejo como en otros municipios, el 15M trabajamos con el gobierno de entonces, y conseguimos un pequeño proceso de presupuesto participativo. Aprendimos.

Y cuatro años después muchas de las personas que habíamos salido a las plazas decidimos entrar en los despachos, con la intención de conseguir poder para distribuirlo entre la gente tanto como pudiéramos: ¿para qué representar a quién ya está presente? En Bustarviejo tuvimos la suerte de ganar y poder trabajar por ese objetivo a través de la Agrupación Vecinal de Bustarviejo (AVB).

En 2016, de acuerdo con el grupo municipal PSOE-IU, pusimos en marcha Bustarviejo Decide, un proceso por el que la gente decidiría el destino de una gran cantidad de dinero asignado por la Comunidad de Madrid para inversiones en el marco del PIR (410.000 €, el 20% de la asignación). El resultado ha sido valioso, pero el proceso lo ha sido aún más por todo lo que hemos aprendido.

Para empezar se convocó públicamente la formación de un Comité Vecinal, en el que podía participar cualquiera. Este Comité, en el que participó una decena de hombres (esto es una gran carencia que habrá que examinar), elaboró el cronograma y el Reglamento partiendo de cero. Montar un proceso de este tipo no es sencillo, y se ha extendido durante dos bonitos años.

El calendario incluía difusión directa del proceso por todos los medios posibles, plazo y ayuda para la presentación de propuestas, devolución a las personas que hubieran presentado propuestas similares para que las refundieran, fase de informes técnicos y jurídicos, devolución y oportunidad de rehacer la propuesta en caso de informes negativos, elaboración de materiales, deliberación y votación.

Para optimizar el esfuerzo decidimos aprovechar la ocasión para lanzar la pregunta de si se desea tren de cercanías en Bustarviejo.

En todas estas fases el trabajo generoso de las personas que han compuesto el Comité Vecinal fue imprescindible, y desde aquí agradezco y reconozco cálidamente su esfuerzo.

El resultado en números:

  • Se presentaron 93 propuestas, algunas de las cuales se unificaron posteriormente.
  • Tras la unificación de propuestas, superaron los informes jurídico y técnico 22 propuestas.
  • El censo estaba formado por las 2071 personas (empadronadas mayores de 16 años).
  • Votamos 267, un 12,9 % del censo (mayores de 16 años). El 59, 5% fueron mujeres (159) y el 40,5 % hombres (108). Como referencia, en otras poblaciones las consultas oscilan entre el 1 y el 2% (Zaragoza, Torrelodones, Madrid, Gijón, Vitoria). En municipios pequeños cercanos tenemos Soto del real, con un 12,5%, y Zarzalejo, con un 25%.
  • Sólo se podía votar de manera presencial.

Algunos aspectos a mejorar o reflexionar para próximas preguntas:

  • Formación del censo. ¿Debe limitarse a personas empadronadas, o pueden votar también personas contribuyentes no empadronadas?
  • Aumentar la participación de mujeres en el Comité Vecinal que organiza el proceso. ¿Por qué en el Comité Vecinal sólo participaron hombres y en la votación participaron más mujeres?
  • Aumentar la participación por rangos de edad superior e inferior.
  • Agilizar el proceso.
  • Encontrar maneras de estimular el debate público sobre las propuestas antes de la votación.
  • ¿Es conveniente mantener un sistema sólo presencial, o es mejor incorporar la votación on line?
  • ¿Cómo conseguir que los grupos municipales PP y UCIN apoyen y participen en procesos de preguntas directas?

Mirando al futuro:

La intención que tenemos es seguir implantando en Bustarviejo mecanismos de toma de decisión directa por el vecindario. Tenemos el firme convencimiento de que la gente tiene derecho a decidir directamente sobre los asuntos que le afectan, de que el mundo iría mejor si así fuera y de que las decisiones tomadas de este modo suelen ser más sensatas que las que toman los representantes.