El pasado mes de noviembre el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dictó una sentencia judicial por la cual anulaba la ruptura de los Convenios firmados entre el Canal de Isabel II y el Ayuntamiento de Rascafría y Oteruelo, y por lo tanto dicataba que dichos Convenios estarían en vigor . La ruptura de los Convenios se produjo en el año 2014 por parte de la alcaldesa Ana  Masedo (PSOE) a petición de la Plataforma del Agua. La alcaldesa Beatriz Aguirre de la Plataforma del Agua estuvo gobernado dos años y medio pero tras sus continuos engaños, incumplimiento de las mociones del Pleno y ataques hacia la oposición tuvo que abandonar la alcaldía hace un año por una moción de censura.

 
El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Rascafría ha emitido un comunicado exponiendo su postura ante la sentencia judicial del TSJM que reproducimos a continuación:
 
Desde el inicio de la legislatura el PP de Rascafría ha defendido una gestión del agua municipal y real, por este motivo permitió gobernar al partido CVRO como herederos de la Plataforma del Agua y partido más votado. Se les dejó gobernar para que cumplieran sus compromisos y promesas electorales, pero el tiempo demostró, que como todo populismo, solo vendieron humo a todo el pueblo dejando una espesa niebla en su gestión.
 
Durante los primeros meses de esta legislatura, la mayoría del Pleno Municipal a petición del PP, CQR y PSOE aprobó la realización de una Auditoria Externa sobre la gestión municipal del agua que contemplase un proyecto técnico y económico profesional. Mediante la Auditoría Externa se pretendía arrojar luz y sentar las bases de un proyecto remunicipalizador riguroso y solvente. Casualmente Beatriz Aguirre nunca quiso cumplir con el mandato del Pleno demostrando su oscurantismo y carácter antidemocrático al violar sistematicamente los acuerdos mayoritarios del pleno.
 
Durante el gobierno de Beatriz Aguirre se notificó al Ayuntamiento el recurso judicial presentado por el Canal de Isabel II y que dio inicio a la sentencia judicial actual. En aquel momento Beatriz Aguirre decidió contratar "a dedo" al abogado de la Plataforma que además fue luego su abogado personal (fue contratado por Beatriz a titulo particular para demandar al Pleno municipal) a pesar de que el Ayuntamiento ya tiene su abogado de referencia que lleva décadas trabajando para el Ayuntamiento.Le pedimos informes que avalasen la contratación de su abogado personal a dedo y nunca nos los dio, ¿esta era la transparencia de la gestión municipal del agua?. El caciquismo fue la tónica dominante de su gobierno.
 
Fue Beatriz Aguirre la que gobernando renovó el contrato a la empresa privada encargada de la lectura de contadores y gestión económica del agua. ¿Pero no iban a remunicipalizar la gestión del agua? Cuando eran Plataforma del Agua aseveraron que no hacían falta empresas privadas para la gestión del agua y que además cuando gobernasen iban a generar nuevos puestos de trabajo. Pues bien, la realidad es que no crearon ni un solo puesto de trabajo y que además su gestión del agua no es municipal porque necesitan de una empresa externa para gestionar el agua. ¡Otro engaño más!
 
Posteriormente fue el Partido Popular el que presentó diferentes alegaciones para mejorar el proyecto de reglamento y ordenanza fiscal del agua en Rascafría. Así ha sido posible que las rentas más bajas como son las pensiones mínimas puedan disfrutar de bonificaciones y que la Plataforma del Agua nunca planteó. Por cierto, una Plataforma del Agua cuya portavoz, Lis Aguirre, ha estado durante toda la legislatura más pendiente de acudir a reuniones y conferencias de Podemos que de acudir a los Plenos municipales donde se debate el devenir de nuestro pueblo.
 
Cuando se desarrolló la moción de censura en noviembre de 2017 que relegó a la oposición a Beatriz Aguirre, se adquirió el compromiso por parte del nuevo equipo de gobierno de mantener la gestión del agua tal y como la había dejado Beatriz Aguirre como representante municipal de la Plataforma del Agua, y así lo hicimos. Hemos estado un año capeando averías tras averías, continuos cortes de agua en diferentes zonas del pueblo, trabajadores municipales saturados de horas extras....¡una situación propia del tercer mundo!
Un año después ha llegado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid por la cual los Convenios firmados entre el Ayuntamiento y el canal de Isabel II están en vigor, anulando por tanto la ruptura que se hizo en el 2014. La sentencia es clara y contundente y recurrirla es una huía hacia delante buscando "escurrir el bulto" pero sin olvidar que hay vecinos en el pueblo que no pueden ducharse ni beber agua porque las precarias infraestructuras se lo impiden. Tras consultar hasta 3 informes jurídicos no hay más camino que: 
1) Romper los convenios y pagar 2 millones de euros que el Ayuntamiento no tiene.
2) Mantener los Convenios entre Canal y Ayuntamiento.
 
El Partido Popular durante estos días ha escuchado a sus vecinos, ha analizado los 3 informes jurídicos emitidos sobre la sentencia, y por responsabilidad buscando siempre garantizar el interés general ha votado NO a recurrir la sentencia. El recursos costaría 6.000€ más y a toda vista solo serviría para dilatar un final anunciado, pero con el agravante de seguir castigando aun mas a los vecinos, sobre un asunto que la sentencia judicial ha dejado muy claro y sin ápice de dudas.
 
Como asuntos contextualizadores hay que destacar lo siguiente: 
 
Antes de las elecciones la Plataforma del Agua estuvo meses trabajando en su modelo remunicipalizador, así el 8 de febrero de 2014 en la reunión celebrada en la Iglesia de San Andrés sus portavoces y hoy concejales del Ayuntamiento presentaron un Plan de Viabilidad y/o Estudio Económico. Según lo prometido a los vecinos en aquella reunión, con su modelo de gestión municipal podrían: 
- Pagar todas las deudas (mentira porque la deuda de la remunicipalización ascendía a 2 millones de euros)
- Acometer obras nuevas (mentira porque las pocas obras que hicieron gobernando fueron con subvenciones destinadas a otros fines como medio ambiente, cultura y turismo)
- Un excedente de 200.000€/año. ¡Tremenda mentira! Porque Beatriz Aguirre como alcaldesa de la plataforma del agua gobernó casi 3 años y ese remanente de 500.000€ prometido nunca apareció.
- Descuentos importantes: La factura del agua doméstica, la de los hogares, sería un 26% más baja. (mentira porque el recibo del agua solo la pudieron bajar un 4% porque el remanente que prometieron no existe).
 
La portavoz de la Plataforma del Agua, Lis Aguirre hermana de la exalcaldesa Beatriz Aguirre, prometió una bajada del recibo del agua un 20% en una entrevista en El Pais el 19 de mayo de 2014. Tras casi 3 años de gobierno de Beatriz Aguirre el agua solo pudo bajar un 4% demostrando nuevamente que habían mentido y engañado al pueblo.
 
Al final se han convertido en la ESTAFA DEL AGUA, gobernaron casi 3 años y no hicieron nada de lo que prometieron. Una estafa del agua que le ha costado mucho tiempo y dinero al Ayuntamiento además de haber jugado con los sentimientos de sus vecinos.
 
En resumen; la justicia no le ha dado la razón a los Portavoces de la Plataforma del Agua y por lo tanto se vuelve a la casilla de salida con la vigencia de los Convenios entre Canal y Ayuntamiento. La sentencia judicial es clara y concisa, así como los diferentes informes jurídicos que se han solicitado y consultado para tomar la decisión que en nuestro caso es de no recurrir la sentencia del TSJM.
 
Grupo municipal popular en el Ayto de Rascafría y Oteruelo del Valle.