Para todos aquellos turistas curiosos, que cuando viajan a un entorno rural, no se sienten únicamente atraídos por su naturaleza y su tranquilidad y quieren descubrir la cultura de los pueblos, su etnografía,  así como  sus costumbres y tradiciones, os invitamos a viajar a Braojos, un pequeño municipio de la Sierra Norte de Madrid, que no cesa en la conservación de su patrimonio y en su empeño de mantener sus tradiciones vivas.

Te proponemos, disfrutar de una visita guiada a la  Iglesia de San Vicente, también conocida como la “Catedral de la Sierra Norte”, pasear por sus calles llenas de historia , disfrutar de las comodidades de sus alojamientos rurales y deleitarte con su gastronomía serrana. Un fin de semana, sin prisa, pero sin pausa en este pequeño municipio de la Sierra Norte de Madrid.

Situada en el municipio de Braojos en la Sierra Norte de Madrid nos encontraremos  con  una de las iglesias más emblemáticas de la zona: La Iglesia de San Vicente Mártir que cuenta con más de 400 años de historia.

Su majestuosa  torre de planta cuadrada con un pequeño torreón adosado a media altura, es el actual Campanario, pero en su origen, era una torre defensiva de los siglos XIV-XV.  En su interior alberga preciosos retablos Renacentistas  de Gregorio Hernandez, Lienzos del maestro Vicente Carducho y tablillas atribuidas a Pedro de Berruguete “el Viejo”.  Es también en su interior donde se celebra la tradicional danza de “La Pastorela” durante la noche de Nochebuena, el día de Navidad, el día de Año Nuevo y el Día de Reyes,  una danza pastoril tradicional que se piensa que se remonta al siglo XIII, en la que los pastores bajaban al pueblo en Nochebuena e iban a la Iglesia a presentar al Niño Dios los mejores corderos de sus rebaños.  Músicos con instrumentos rudimentarios y artesanales: un tambor, panderetas, zambombas, el almirez y  hasta un xilófono de huesos acompañan el baile de los pastores. Una tradición viva que atrae, cada vez más, a numerosos visitantes y turistas.

Continuaremos nuestra ascensión hacia el museo del campanario donde podremos admirar una pila bautismal tallada en piedra del siglo XV, así como una imagen de un Cristo crucificado del siglo XIV. Ya en el museo alcanzaremos la gloria entre tallas de santos y juegos de cálices del siglo XVII.

Una guía interprete realiza visitas guiadas a este templo, con una duración de aproximadamente 45 minutos,  para la que es imprescindible la reserva previa. Se puede reservar a través de la web:
www.braojos.org/turismo-braojos/web-turismo-braojos o llamando por teléfono al 608 750 854. Grupos máximo de 20 personas.

Este libro sobre la iglesia de Braojos también vale de guía: https://sndeditores.com/product/iglesia-parroquial-de-san-vicente-martir/