Supuestamente ha sido un accidente, pero ha acabado en tragedia. Un hombre de unos 43 años ha fallecido este viernes en Valdetorres del Jarama tras una riña con su cuñado, un alto cargo de los agentes de movilidad de Madrid que le aplicó una llave de artes marciales para reducirlo después de que el fallecido intentara agredirlo, pero que acabó asfixiándolo. Ha sido en la calle del Molino de la localidad, en la puerta de ‘El Molino’.

 

Según cuenta el agresor, que fue detenido tras el suceso y puesto en libertad con cargos y sin fianza por un homicidio imprudente por orden judicial, el fallecido amenazaba a sus hijos, por lo que decidió reducirlo para calmarlo, pero la acción acabó con su vida. Cuando se dio cuenta intentó reanimarlo, aunque sin éxito, según cuentan los testigos. Además, no se descarta que el fallecido durante la pelea se golpeara en la cabeza. Tras este hecho el propio agresor solicitó a los testigos que avisaran a los servicios sanitarios, por lo que un médico del Summa se presentó allí de inmediato, pudiendo sólo confirmar la muerte del agredido.

 

La propia Guardia Civil ha confirmado las amenazas del fallecido, más conocido en el pueblo como ‘El Tocayo’, a los dos hijos del agresor, como él mismo ha relatado, así como a otras personas de su entorno. Los vecinos de Valdetorres del Jarama aseguran que se trataba de una persona que tenía una enfermedad mental y que había estado ingresado en diversos centros psiquiátricos. Además, también traficaba con alguna sustancia. La benemérita lo confirma, ya que ha constatado que contaba con antecedentes por tráfico de drogas y otros delitos menores.