El 10 de junio no fue un día cualquiera en Alalpardo. Fue la fiesta de fin de temporada del C. F. Alalpardo y eso significa DIA GRANDE. Fue un día para recordar al jugador y entrenador muerto en accidente de tráfico Víctor García Munera, una día de mucho fútbol, un torneo con muchos partidos pero además un día de entretenimiento, de unión y convivencia. Familias enteras disfrutaron de una jornada en la que no faltó comida, hinchables, la piscina municipal donde sofocar las altas temperaturas, música y fiesta de la espuma.