Como bien sabéis estamos en los primeros días del verano en medio de una ola de calor que bien invita a bañarse en la piscina municipal mientras se disfruta de un refresco en su bar.

Lamentamos profundamente que en Torrelaguna esto no sea posible (al menos a día de hoy) y es que debido a una alarmante falta de previsión a la cual se suma unas condiciones inasumibles para los hosteleros de nuestro municipio (no digamos ya para cualquier vecino o asociación que quisiera hacerse cargo de ello) el Kiosco de la piscina municipal permanece cerrado a cal y canto desde que el pasado día 14 de Junio el recinto abriera sus puertas. A esto hay que sumarle un mantenimiento de las instalaciones deficitario el cual sin duda alguna invita a la reflexión y es que bajo nuestro punto de vista el pueblo de Torrelaguna se merece una piscina municipal abierta, equipada y cuidada.