Una en punto de la tarde. Con puntualidad británica salió el pasado Lunes de la Iglesia de Santa María del Castillo, la Virgen de la Asunción que  tenía una cita obligada con Buitrago del Lozoya. 

Luciendo más radiante que nunca y flanqueada por cuatro hermosos ramos de nardos, la Virgen se asomó a la Puerta de la Iglesia después de que en el interior de la misma se pronunciara una oración.

 

La procesión comenzó cuando la Virgen flanqueó la Puerta con respetuoso silencio. 

 

La gente que ha seguido a la Virgen era de la que venía a verla con devoción. Muchos de ellos procedentes de los pueblos cercanos, como la Alcaldesa de Horcajuelo de la Sierra Lucía Fernandez.

El paso de la procesión, discurrió sin pausa pero sin prisa por su recorrido habitual y cumpliendo su horario.

A los sones de los dulzaineros.