La Comunidad de Madrid, a través de Canal de Isabel II, destinará un total de 1.771.893 euros para las obras de construcción del bombeo de aguas residuales de Patones a la estación de depuración de Torremocha de Jarama. Esta actuación, que cuenta con un plazo de ejecución de 18 meses, permitirá transportar las aguas residuales generadas en Patones y en una barriada de Torremocha hasta la depuradora de este municipio.

Las estaciones de bombeo de aguas residuales (EBAR) juegan un importante papel en la gestión del saneamiento y el drenaje urbano de los municipios, ya que se encargan de elevar las aguas residuales, tanto procedentes de los hogares como de la lluvia que recogen los imbornales, a cotas más altas, de modo que puedan llegar hasta las estaciones de depuración.

Estas obras forman parte de la línea 4 del Plan Estratégico de Canal de Isabel II 2018-2030 para impulsar la calidad ambiental. En ella se incluye el plan de excelencia en depuración, cuyo objetivo es mejorar la calidad de los vertidos procedentes de las plantas de tratamiento de aguas residuales y contribuir al buen estado de los ríos de la región.

Canal de Isabel II nació hace casi 170 años para abastecer de agua a la ciudad de Madrid. Sus más de 2.800 empleados trabajan a diario para prestar servicio a más de 6 millones de personas en la región. Es una empresa innovadora, líder en su sector y reconocida internacionalmente por su gestión del ciclo integral del agua.

Opera 13 embalses, 78 captaciones de aguas subterráneas, 17.601 kilómetros de red de aducción y distribución, 131 estaciones de bombeo de agua potable y 133 de aguas residuales, 15.083 kilómetros de redes de alcantarillado, 65 tanques de tormenta, 157 estaciones depuradoras de aguas residuales y 615 kilómetros de red de agua regenerada.