Así lo ha escrito él mismo en la web Infocatólica:

"Toma de posesión en las tres parroquias que se me han encomendado. A las 11, en Gascones, 12 en La Serna, y 13 h. en Braojos. En mi cuenta personal de Facebook hay colgadas fotos de Braojos: toma de posesión y aperitivo posterior-gracias ayuntamiento y vecinos de Braojos- y de la posterior comida en Gascones.

Quería compartir con mis lectores las primeras palabras que pude dirigir a mis feligreses al acabar cada una de las tres misas.

 

PALABRAS DEL NUEVO PÁRROCO AL ACABAR LA EUCARISTÍA DE TOMA DE POSESIÓN

Ante todo, entonar un solemne cántico de acción de gracias a Dios, porque me ha permitido volver a la sierra a ejercer aquí mi ministerio. Gracias al señor cardenal arzobispo por su confianza. Gracias al señor vicario, a los compañeros sacerdotes. Gracias a los feligreses de mis anteriores parroquias que habéis venido a acompañarme. Y gracias, muy especiales, a los vecinos de cada pueblo que han sabido acogerme con enorme generosidad desde el primer día que puse los pies en estas tierras.

¿Y quién es este cura? Un cura serrano, de Miraflores, y para que no anden especulando, ya saben, ¿y qué años tendrá? tengo 62 años. Vivo solo, sin otra compañía que “Socio”, un perrillo simpático que ya ha visitado las iglesias.

¿Y qué querrá hacer? Solo pretendo una cosa: que nos ayudemos a ser santos. Y ahora se lo explico.

Los santos se hacen a través del cuidado de tres cosas:

-          Liturgia, celebración de la fe, oración. Sus mayores, sus antepasados, levantaron estos templos no para tener un museo en el pueblo, sino para la oración, el culto a Dios, la celebración de la fe. Aunque solo fuera por eso, aunque solo fuera en agradecimiento a nuestros mayores, tenemos que llenar de vida estos templos. Pero es que, además, y sobre todo, sin culto, sin sacramentos, sin oración, no somos nada. Desde mañana mismo celebraré misa diaria. Dos días en cada pueblo. Que la eucaristía sea nuestro centro, para sacerdote y fieles.

-          Trasmisión de la fe. Tenemos preciosas tradiciones, ahora queda enseñar a los niños, y recordarnos a los mayores, la fe que nos ha hecho grandes, nos ha hecho familia y ha sido motor en la vida, en la fiesta, en el gozo y el dolor.

-          Caridad. Sentirnos hermanos, querernos, estar cerca de todos, y especialmente de los que sufren o lo pasan peor por enfermedad, soledad o porque la vida les ha soltado algún zarpazo. Personalmente quiero conocer a todos y cada uno de ustedes y hacerlo, a ser posible, visitando sus hogares. También les pido me faciliten el contacto con personas ancianas y enfermas.

Les he traído un regalo: un libro que publiqué el año pasado y que es un conjunto de anécdotas y sucedidos en la vida de un sacerdote. Recójanlo como presentación de un servidor y un primer detalle para que nos vayamos conociendo. Yuna primera petición, que ya les haré otras: que me faciliten su correo electrónico, si lo desean, para hacerles llegar cada semana un correo de su párroco con las noticias de estas tres parroquias.

Y unas palabras también para aquellos que han venido hoy desde Madrid a acompañarnos. Decitles ante todo que es una bendición de Dios vivir aquí, en plena naturaleza, con unos templos de lujo y sin M-30, contaminación o problemas de aparcamiento. También que en Braojos disponemos de una práctica casa de convivencias con 45 plazas, magnífica cocina, sala de reuniones y comedor, calefacción y colchones suficientes para esas plazas. A su disposición.

Ahora toca rezar. Unos por otros para que en todo lugar se anuncie el evangelio y el Señor nos ayude a vivir como hermanos en el camino de la santidad.