El día 14 de julio de 1916 fue inaugurado el primer alumbrado eléctrico en dicho pueblo. Varias fueron las  autoridades que desde Madrid se desplazaron para el acto. Este mismo día también inauguraron el puente de hierro en el río Jarama que une, en los términos de Torremocha de Jarama y Uceda, las  provincias de Madrid y Guadalajara. El Correo de Madrid el11/12/2017 informó a sus lectores.

El acontecimiento fue publicado en varios medios en la Prensa de la época, entre otros por: LA CORRESPONDENCIA DE ESPAÑA, EL LIBERAL, MADRID CIENTIFICO, LA ACCIÓN de los que se hace un resumen.    

En favor de un pueblo:

Difícilmente podrán olvidar los vecinos de Torrelaguna la tarde del día 14 de julio del presente mes, fue para dicho pueblo  constante  preocupación poseer ese elemento tan necesario en la vida actual como es la luz eléctrica, y al fin después de grandes sacrificios, desde ayer cuenta Torrelaguna con luz propia gracias al esfuerzo de todos, y muy especialmente al de su joven diputado el marqués de Aldama.

 La inauguración oficial constituyó una gran solemnidad. De Madrid fueron invitados por dicho marquésel presidente de la Diputación, D. Alfonso Díaz Agero al que acompañaban el vicepresidente D. Arturo Soria, el secretario Sr. Villans y el diputado provincial Sr. Arroyo, hicieron el viaje en el automóvil oficial del Sr. Díaz Agero.

 En otro automóvil llegaron el marqués de Aldamaen compañía del diputado provincial Sr. Goitia, del Vicepresidente de la Juventud Liberal, Sr. Núñez Maturana, que llevaba la representación de dicha entidad, y el secretario del marqués Sr. Padilla.

 A la entrada del pueblo fueron recibidos entre vítores, cohetes y banda de música por el alcalde, Sr. Vera; párroco, Sr. Simó; coadjutores Sr. Marco y Burgo; concejales Sr. Martín, Oñate, Barahona, Alcedo, García, Prieto, González Rodríguez, Díaz y secretario Sr. Sanz, pronunciando el alcalde y el Sr. Martín  elocuentes discursos poniendo de manifiesto los penosos trabajos realizados para conseguir esa mejora, siendo contestados por el Sr. marqués de Aldama.

 Sería dificilísimo relatar al detalle el momento conmovedor en que el pueblo de Torrelaguna, rodeando a su diputado a quien aclamaba constantemente, y precedido de la música triunfalmente, se dirigió hacia la calle principal que desde ayer lleva el nombre de su bienhechor, el marqués de Aldama.

 De gran emoción fue el momento en que el Sr. alcalde de Torrelaguna, que después de saludar elocuentemente al marqués e ilustres acompañantes, relató los favores que el pueblo debe a su diputado, y terminó descubriendo la lápida de mármol que lleva su nombre.

 El marqués de Aldama, con frase correcta y llena de sinceridad, agradeció el homenaje que le tributaba Torrelaguna, ofreciéndose a sus electores.

 Después la comitiva se dirigió a la Central Eléctrica, situada en el término de Torremocha de Jarama, junto al  puente de hierro, donde el clero con cruz alzada, bendijo las instalaciones y maquinarias, en medio del mayor entusiasmo del pueblo, que aclamaba delirante a su protector y diputado.

 Se encaminó el marqués de Aldama al Ayuntamiento, donde se celebró solemne sesión, en la que D. Félix Martínez, teniente alcalde de Torrelaguna, ofreció el homenaje que se tributaba a su querido diputado, saludó muy cariñosamente a todos los invitados y anunció que el marqués de Aldama, momentos antes, le habla hecho entrega de un cheque por valor de 18.000 pesetas, importe de la instalación de la Central Eléctrica que el Sr. marqués donaba a Torrelaguna.

En medio del mayor entusiasmo se levantó a contestar al saludo el Sr. marqués, pronunciando un elocuente discurso lleno de sinceridad, en que puso de manifiesto su cariño y reconocimiento a todo el distrito y especial a Torrelaguna, que le proporcionaba en aquellos momentos una de las más vivas satisfacciones de su vida. Los  invitados fueron obsequiados con un lunch muy bien servido, terminando en una agradable fiesta en medio del mayor entusiasmo.

 Los automóviles de los expedicionarios, totalmente rodeados del pueblo, fueron acompañados hasta las afueras en  medio de una delirante ovación, que será  inolvidable para cuantos asistieron a esta fiesta tan simpática.

Los visitantes al regreso por los pueblos inmediatos de El Molar y San Agustín fueron aclamados.

El tendido de la red y establecimiento de las instalaciones se han hecho bajo la dirección del Ingeniero D. Agustín Blanes, costando 25.500 pesetas, pagadas por el Ayuntamiento, que emitió un empréstito municipal de 18.700 pesetas al 5 % en obligaciones de 100 pesetas, suscritas por el vecindario, más un anticipo de los Sres. Martínez Ruíz Hermanos, de 5.000 pesetas. Estos señores son los propietarios del salto de agua en el río Jarama, que suministra el fluido eléctrico, sito a cinco kilómetros de la población, con una fuerza de 85 caballos, de los que se destinan 30 al alumbrado y el resto para la fábrica de harinas. Forman el alumbrado público 210 lámparas y 500 como primera tentativa para el servicio participar.

El Ayuntamiento de Torrelaguna habilitó a una persona para el cobro y a otra para el mantenimiento, en algunos momentos dado la variación del caudal en el río Jarama había dificultades en el suministro.

En la actualidad la antigua fábrica de harinas, después de ser  acondicionada, se celebran eventos sociales.

 

Por José Pérez Muñoz

 

 

FUENTES: Hemeroteca de la B.N.E. Archivo Municipal de Torrelaguna.

Torrelaguna, agosto 2019