El pasado jueves, 28 de febrero, tuvo lugar la firma de un nuevo acuerdo de colaboración entre la Mancomunidad de Servicios Sociales Sierra Norte y el Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT), organismo dependiente del IMSERSO.
El principal objeto del Acuerdo, que ambas entidades mantienen desde 2014, lo constituye la accesibilidad integral, así como el diseño pensado para todas las personas, como base para el desarrollo efectivo del Proyecto “Hogar sin Barreras” que la Mancomunidad viene desarrollando por sexto año consecutivo con la inestimable colaboración del CEAPAT.
El acto ha contado con la presencia de la Presidenta de la Mancomunidad, Mercedes López y el Director del CEAPAT, Miguel Ángel Valero.
El citado Acuerdo supone el desarrollo por parte de la Mancomunidad de un proyecto destinado inicialmente a la supresión de barreras arquitectónicas y mejora de habitabilidad de las viviendas de ciudadanos de la Sierra Norte, y que va ampliando progresivamente su ámbito objetivo, al abordar en 2019 su sexta edición.
El proyecto Hogar sin Barreras tiene como objetivo general prevenir y frenar los factores que dificultan la autonomía de las personas en su entorno, y pretende sensibilizar a los mayores, aprendiendo a reconocer situaciones de riesgo y a poner en marcha los medios adecuados para evitar accidentes dentro de su hogar. Además, mediante las actuaciones desarrolladas se intenta, desde una perspectiva municipal e interinstitucional, que dicha labor de sensibilización englobe también a representantes políticos municipales, arquitectos y aparejadores municipales, empresarios de diversos sectores y profesionales de la salud.
El proyecto contempla el desarrollo de sesiones de sensibilización en diversos municipios de la Mancomunidad, para la divulgación de su contenido a población de la zona y profesionales, ofreciendo una visión general del conjunto de posibles ayudas técnicas que se pueden poner en casa para que ésta sea más segura y se adapte a las necesidades de las personas que la habitan.
El proyecto también prevé la realización de visitas por parte de los profesionales al propio domicilio del usuario que esté interesado para, con el asesoramiento de los técnicos participantes, emitir un informe técnico en el que se hacen constar todas aquellas modificaciones que se pueden realizar en la vivienda con el fin de que ésta sea más segura. Dicho informe contempla también adaptaciones funcionales del hogar (baño, accesos...), reforma y adquisición de equipamientos para la eliminación de barreras arquitectónicas y las mejoras necesarias para facilitar una movilidad adecuada en el interior del hogar, así como los trabajos a realizar para el aumento de la seguridad en el entorno doméstico.
En la presente edición del proyecto se incluyen, además, diversas actuaciones formativas destinadas a profesionales, con la finalidad de incrementar su conocimiento sobre ayudas técnicas y apoyos que se considera pueden ser muy útiles en el desarrollo de su trabajo, así como diversas actuaciones destinadas a población en general.