Las piscinas naturales de Riosequillo, buitrago de lozoya vuelven a estar en funcionamiento hasta septiembre.

 

Estas piscinas, las más grandes de este tipo en Europa no habían podido abrir por problemas de mantenimiento.

Cada año más de 50.000 bañistas utilizan las instalaciones.