La historia del pueblo de Gargantilla del Lozoya se remonta en el tiempo más allá de los hecho relevantes que acontecieron en los aledaños de la actual ubicación del pueblo, en octubre de 1470.

No hay ninguna duda de que todo el valle del Lozoya estuvo poblado por humanos mucho antes. Así lo atestiguan los yacimientos del Pleistoceno medio hasta mediados del Pleistoceno Superior (entre 300.000-40.000) descubiertos en las proximidades de Pinilla del Valle, con destacada presencia del hombre de Neanderthal, Homo neanderthalensis.

Los primeros testimonios históricos que citan la zona de la Sierra Norte corresponden a crónicas musulmanas. Probablemente, hasta la invasión musulmana, los asentamientos humanos se limitaran a poblados constituidos por chozas de pastores.

No fue hasta la conquista del Reino de Toledo por Alfonso VI en 1085 cuando se inició la repoblación de estas tierras, en forma de pequeños asentamientos que se fueron transformando en pueblos, pertenecientes a la comunidad de Buitrago. Alfonso VI concedió toda esta comunidad a las Tierras de Segovia, concretamente de Sepúlveda.

 El topónimo de Gargantilla (Gargantiella) es citado en el Libro de la Montería de Alfonso XI. No existe en opinión de expertos una descripción biogeográfica tan antigua ni tan detallada como el Libro de Montería de Alfonso XI, con la posible excepción del libro de cetrería “De arte cum avibus venandi” de Federico II de Hohenstaufen (1164-1225), Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Alfonso XI el Justiciero (1311-1350)

Según el profesor José Antonio Valverde, el libro menciona con gran detalle más de 1.500 montes, describiendo hasta 6.000 topónimos, algo realmente sorprendente para la época y que revela un detallado conocimiento de geografía.

Las citas de Gargantilla del Lozoya que aparecen en el mencionado Libro de la Montería son las siguientes, con las aclaraciones del profesor José Antonio Valverde, autor del libro “Anotaciones al Libro de la Montería de Alfonso XI”, publicado por Ediciones Universidad de Salamanca:

 

El Robredo de sobre Gargantiella es buen monte de puerco en verano. Et es la vocería por cima de la cumbre del Hado. Et es el armada en el collado de Fernant García.

Solanas al NE. de Lozoya

Gargantiella, Gargantilla de Lozoya; el Haedo (Hado), cerro de El Hayedo, 2 Km. W. de Gargantilla.

 

La Cabeza de los Bustares es buen monte de puerco en verano, et á las veces en ivierno. Et es la vocería desde el comienzo de la cabeza por cima de la cumbre fasta el collado de Nava Redonda. Et son las armadas, la una en el collado de Nava Redonda, et dos en el camino que vá de Lozoya á Nava Redonda: et la otra de yuso de la Puente del Congosto.

Al W. de Gargantilla de Lozoya y N. del río, en las solanas

Nava Redonda; Lozoya; El Congosto, donde se estrecha el río, entre Puente Vieja y Lozoya, al N. del río; Collado de Navarredonda, al SW. del pueblo.

No encontrados: Cabeza de los Buestares (Bustares).

 

La Polvorosa, et Rio Moriellos es todo un monte, et es bueno de oso, et de puerco en verano, et á las veces en ivierno. Et son las vocerías, la una desde el collado de Nava Redonda por las Queseruelas, fasta encima de la Polvorosa: et la otra desde la Polvorosa, por cima de la Cabeza Gorda fasta el Susano, et fasta el Ero de Sancta María catante á Río Moriellos. Et son las armadas, la una al collado de Nava Redonda; et la otra á la Gargantiella de Sanct Mamés.

 

Solanas de Navarredonda y San Mamed

La Polvorosa, La Espolvorosa, pinar de P. silvestris a 6 Km. N. de Lozoya;

Collado de Navarredonda, Los Collados, en la cima de la sierra, cerca de la anterior;

Cabeza Gorda, Cerro Gordo, 2 Km. N. de Navarredonda; Las Queseruelas, Las Casiruelas, antes robledo, 2 Km. N. de Navarredonda;

La Gargantiella de Sant Mames, arroyo de la Gargantilla, que pasa a 1'5 Km. de S. Mamés.

No encontrados: Río Moriello; el Susano; El Ero de Santa María.

Estas citas prueban que Gargantilla ya era un enclave conocido en el siglo XIV por su riqueza cinegética, siendo frecuentado por los reyes castellanos en sus lances cinegéticos.

 Continuará