La piel de un bebé responde de manera más perceptible a agresores externos y necesita un cuidado especial para evitar daños en el futuro. Según la Academia Europea de Dermatología y Venereología en la actualidad, entre el 15 y 20 % de los niños menores de 7 años sufren de algún tipo de alergia cutánea. A pesar de poseer el mismo número de capas que la de un adulto, estas no son del mismo espesor y representan solo la quinta parte de una persona madura. Además, la epidermis es mucho más delgada y las células están menos comprimidas. Las glándulas sudoríparas, por su parte son menos activas y relativamente más débiles.

Las alteraciones más usuales que pueden presentarse en la piel del bebé son: en primer lugar, la dermatitis atópica, esta enfermedad inflamatoria provoca picazón, irritación e inflamación cutáneas. Por otro lado, el eczema del lactante es otro tipo de alergia que puede aparecer a partir del tercer mes del lactante, suele localizarse principalmente en la cara, detrás de la oreja, el pulgar y los pezones. Las causas de este tipo de lesiones generalmente son la genética y el uso frecuente de productos químicos.

 

Algunos consejos para cuidar la piel de tu bebé

Elige ropa holgada y de materiales naturales como el algodón. Este tejido es uno de los más recomendables para las prendas infantiles. El algodón destaca por ser transpirable, fácil de lavar y mantener a tu bebé abrigado independientemente de la estación en la que se encuentre.

En cuanto a los pañales es importante saber todas las opciones que ofrece el mercado. Los más utilizados son los desechables Existe una gran variedad con muchos diseños y colores pero que no necesariamente son buenos para la piel de tu bebé.

Estudios recientes afirman que se han encontrado unos sesenta productos químicos en la elaboración de los pañales comerciales, en particular sustancias para perfumar e hidrocarburos aromáticos. En Francia por ejemplo el gobierno convocó a distintas empresas fabricantes para exigir que eliminen este tipo de sustancias, que con el pasar de los años podrían producir problemas cancerígenos.

Por su parte, los pañales ecológicos son fabricados con materiales hipoalergénicos, como el bambú. Esto ayuda a prevenir cualquier tipo de alergia además de ser amigables con el medio ambiente. Aunque requieren más trabajo de por medio, la piel del bebé lo agradecerá con el tiempo.

Hidrata regularmente, con productos especializados y compatibles con a la piel sensible. Estoy ayudarán a tenerla más hidratada y sana.

Evita utilizar polvos de talco, ya que estos no alivian ningún problema de dermatitis. La Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer clasifica al talco como posible cancerígeno de ser aplicado en la zona genital.  

Por último ten mucho cuidado con los suavizantes en la ropa de tu bebé, suelen quedar impregnados en la ropa. Esta podría ser una de las principales causas de las irritaciones en su piel.