Berenjena 2, Aceite de oliva virgen extra 80 ml, Tomillo fresco limón picado 1 cucharada, Granada 1, Orégano fresco picado 1 cucharada (para la mezcla de hierbas), Ralladura de limón 1 cucharadita (para la mezcla de hierbas), Comino en grano 1 cucharadita (para la mezcla de hierbas), Semillas de sésamo 1 cucharada (para la mezcla de hierbas), Sal 1 cucharadita (para la mezcla de hierbas), Pimienta negra molida 1 cucharadita (para la mezcla de hierbas), Leche (para la salsa) 100 ml, Yogur griego (para la salsa) 125 g, Zumo de limón (para la salsa) 15 ml, Aceite de oliva virgen extra 1 cucharada (para la salsa), Diente de ajo (para la salsa) 1, Sal al gusto (para la salsa).

PREPARACION:

Comenzaremos preparando las berenjenas al horno. Para ello, precalentamos el horno a 200ºC, cortamos las berenjenas longitudinalmente y les hacemos con un cuchillo unos cortes ligeros en forma de rombo, las disponemos en una bandeja refractaria, y las pincelamos con aceite de oliva. Las espolvoreamos con el tomillo limón picado y las salpimentamos.

Horneamos durante 40 minutos hasta que estén blandas, las retiramos del horno y las dejamos enfriar completamente. Mientras preparamos el buttermilk casero.

Para eso echamos en un bol la leche y le añadimos el zumo de limón, dejamos reposar durante 15 minutos, o hasta que veamos que la leche se corta y espesa. Reservamos. Para hacer la salsa añadimos al buttermilk el yogur griego, el diente de ajo muy picadito, el aceite de oliva y la sal.

Para servir, extendemos la salsa por la superficie de las berenjenas, les añadimos la mezcla de hierbas picadas y las semillas de granada. Decoramos con unas ramitas de tomillo limón fresco y servimos.