Los champiñones Portobello con su color y sabor característicos aportan un toque diferente a la ya clásica crema de champiñones y os aconsejo que no dejéis pasar el pinchito de tocino caramelizado pues el contraste con la crema es delicioso.

Ingredientes para cuatro personas

· Para la crema: 300 g de champiñones Portobello, ½ cebolla pequeña, ½ diente de ajo, 30 g de mantequilla, 200 ml de nata ligera para cocinar, 200 ml de vino blanco seco, 200 ml de agua, caldo de pollo o de verduras, sal, pimienta blanca

· Para el tocino caramelizado: 100 g de tocino ibérico, 50 g de azúcar, ½ cucharadita de pimentón dulce.

Cómo hacer crema de champiñones Portobello con su tocino caramelizado

Comenzaremos limpiando los champiñones y cortándolos en trozos, seguidamente picamos la cebolla y el ajo y derretimos en una cazuela la mantequilla. Sofreímos la cebolla y el ajo hasta que estén transparentes, añadimos los champiñones y los cocemos durante cinco minutos añadiéndoles la sal y la pimienta blanca.

Entonces añadimos el vino y dejamos que se evapore durante otros cinco minutos, añadiendo seguidamente el caldo y cociendo todo junto otros diez minutos más. Calentamos en un cacito la nata y la añadimos a la cazuela, removiendo para integrar todos los ingredientes. Dejamos hasta que llegue a ebullición y trituramos con un robot de cocina o una batidora. Si la queremos muy fina entonces la tendremos que pasar por un chino. Rectificamos de sal.

Para preparar los pinchos de tocino caramelizado precalentamos el horno a 180 grados con grill. En un bol mezclamos el azúcar con el pimentón. Cortamos el tocino en tacos como de dos centímetros y los rebozamos en la mezcla de azúcar hasta que estén bien impregnados, los horneamos durante seis minutos hasta que estén tostaditos. Los insertamos en una mini brocheta para acompañar la crema.

Degustación

La crema de champiñones portobello con su tocino caramelizado hay que servirla muy caliente para apreciar bien su sabor y textura. Me gusta servirla en chupitos como aperitivo de una comida donde se vayan a picar varias cosas, pero sino siempre la podéis presentar en los clásicos recipientes para cremas y consomés como un primer plato.