No muchas personas saben que las fantasías sexuales consiguen mantener viva la llama de la pasión. Estas suelen aparecer sobre todo al inicio de las relaciones sentimentales, ya que es precisamente en ese momento cuando las personas tienen que seducir, conquistar y prepararse para lo que pudiera pasar, y a través de ellas consiguen imaginar cuánto podrían disfrutar llevando a cabo determinadas prácticas con su pareja.

Los hombres suelen fantasear de manera habitual, en cambio las mujeres no lo hacen tan a menudo. No obstante, a pesar de que ellos tengan muy claras sus fantasías eróticas, la falta de conocimiento sexual puede hacer que estas se presenten distorsionadas, lo cual complica sus relaciones sexuales.

Por lo tanto, es fundamental trabajar las fantasías sexuales, pero no solo han de hacerlo aquellas personas que presentan alguna dificultad sexual, sino cualquiera que desee mantener una vida sexual plena, sana y satisfactoria.

   

Las fantasías eróticas suponen un valioso activo en la salud sexual

Las fantasías sexuales aportan grandes beneficios para la salud sexual. Hay que tener en cuenta que puede ser frustrante para una pareja querer activar el deseo y no lograrlo. Además, muchas personas deciden finalizar su relación cuando sienten que la chispa sexual se ha esfumado.

Todo esto sucede porque se tiene una idea poco realista del deseo. Para lograr que este aparezca se ha de construir y alimentar de un modo consciente y activo. Cada uno debe trabajar sus propias fantasías eróticas, es decir, no se puede responsabilizar únicamente a una parte de la pareja.

 

¿Cómo funcionan las fantasías sexuales?

El cerebro es la herramienta que activa la erótica. Este órgano se cree todo lo que el ser humano imagina, por lo que aunque no se estén realizando las fantasías eróticas, este órgano siente que sí y esto desencadena el deseo.

Muchas personas no tienen la capacidad suficiente para crear sus propias fantasías, por lo que buscan inspiración donde sea, ya sea en películas, libros o cómics. Otros también recurren a los juguetes sexuales para despertar su deseo. Estos actualmente se pueden comprar por Internet en alguna tienda erótica online, como por ejemplo Diversual, la cual dispone de un amplio catálogo de productos eróticos.

 

¿Por qué es importante tener fantasías sexuales?

Las fantasías sexuales ayudan a reducir el estrés y a relajarse, por eso muchas personas recurren a ellas durante la práctica de sexo, ya que de ese modo consiguen calmar la tensión que les provoca desear que todo salga bien. Estas también incrementan el deseo sexual.

A pesar de ser una vía de escape de la realidad, las fantasías sexuales también ayudan a disfrutar del sexo real al máximo. Esto significa que una fantasía puede potenciar lo que realmente está sucediendo y hacer que el sexo sea espectacular.

No existen consecuencias en las fantasías sexuales, por lo que cualquier persona puede explorar todo lo que quiera y averiguar qué es lo que más le gusta. También cabe mencionar que estas potencian la autoestima y ayudan al individuo a aceptarse tal como es.