Como muchos saben, se supone que en la cena de Navidad deberían servirse diferentes vinos dependiendo los platos que se vayan a degustar. Tras la cena, es momento de sorprender al resto; ¿te apetece experimentar con cócteles que hagan que seas el perfecto anfitrión

 Dulce de Navidad

Es muy suave, por lo que es perfecto para aquellos que no les gusta demasiado beber alcohol. De sabor muy dulce, sus principales ingredientes son el champán y el zumo de granadina; llena la mitad de la copa con el zumo, posteriormente el champán y remueve. Adórnalo con una banderilla de fresas, y tendrás el cóctel perfecto y muy sencillo. Como opción, puedes cambiar el zumo de granadina por cualquier otro de frutos rojos.

 Manhattan

Un clásico de película de Hollywood, creado en Nueva York a finales del sigl XIX, que te hará quedar como un señor experto y que es muy sencillo de preparar. En una coctelera, prepara el hielo, añade 45ml de whisky de centeno, 20ml de vermut seco, 1 golpe de Angostura (opcional). Mezclas todo bien, agita, cuela y sirve en copa. Decora con una aceituna y una espiral de corteza de limón.

 Ponche de huevo

Conocido también como “Egg Nog”, es una bebida clásica que se sirve en caliente, y que es ideal para recrear ese ambiente frío y navideño. Tipico de después de cenar en Nochebuena, es un clásico que no pasa de moda. En una coctelera, vierte el huevo, el azúcar y media cucharada de esencia de vainilla. Agita bien y cuélalo, sirve en copa. Añadir un poco de leche caliente y remover. Decora con una guinda y una pizca de canela espolvoreada. Si lo quieres preparar en frío, sustituye la leche caliente por leche condensada o leche normal.

Sueño de “Blanca Navidad”

Un cóctel original y muy sencillo, cuya base será el licor amaretto. En una coctelera, pon 30ml de amaretto (en su defecto, licor de albaricoque), 30ml de nata doble y 30ml de vodka. Agítalo muy bien con hielo, pon una pizca de nuez moscada y sirve. Te va a encantar

Ritz Fizz

Burbujeante, y con base de cava, es un cóctel ideal para estas noches festivas. La mezcla no se prepara con hielo, así que los ingredientes debería de estar muy fríos. Vierte en la copa un golpe de curaçao azul (que le dará un color especial), licor Amaretto, un golpe de zumo de limón y cava muy frío. ¡Ah! Y para decorar, este cóctel tiene tradicionalmente un pétalo de rosa flotando. Para que luego digas que no podemos dar un toque chic.