En el verano del 2014 ya había publicado un post llamado “Sexo para vagos: follar cansa” y hoy he querido recuperarlo (puedes leerlo aquí) porque sí, porque a veces da mucha pero que mucha pereza ponerse manos a la obra. ¿De qué mejor manera que creado un tutorial para cansarse menos y vencer la pereza? Pues…¡vamos allá!

Todo el día trabajando, que si el gimnasio, que si los niños que si “bfff…es que ponerme ahora…” ¡Qué perezón! ¡Esto es “mu cansao”! ¿Por qué nos cuesta tanto? Pues, básicamente, porque las excusas son cosas reales y es que, con el ritmo de vida que llevamos, a veces necesitamos más descansar que cualquier otra cosa.

De todos modos, el ser humano tiene tendencia a imaginarse situaciones hasta el final. Me explico: si mi pareja está besándome ahora y creo que eso puede llevar a un encuentro sexual, mi mente se imagina el momento más álgido y, verdaderamente, ese momento puede ser agotador.

Por tanto, para no llegar a eso, mejo dejo de besarle…y así, de la distancia sexual se empieza a general distancia física o hasta emocional en las parejas. ¿Te ha pasado alguna vez eso de evitar el contacto…”por si acaso”? A mi mis pacientes me dicen mucho eso de…”para que no se motive”, literalmente.

 

Después, por supuesto, está el hecho de ir demasiado rápido y sin un relax previo. Por eso, en el vídeo te hablo de la importancia de relajarse y desconectar juntos (cuerpo y mente, por cierto), lo útiles que pueden ser los masajes eróticos, los baños, etc. Los productos de los que te hablo en el tutorial son los aceites de masaje erótico y también las perlas de baño de Shunga. 

Por último, un truco infalible para cansarse menos son las posturas cómodas. No tenemos que hacer siempre lo mismo y no pasa nada por tener movimientos más reducidos. De hecho, las posturas recomendadas para tener relaciones durante el embarazo son súper útiles en este sentido, aquí te las dejo.

Sin entretenerme mucho más, aquí te dejo mi nuevo tutorial de sexo para vagos. Espero que te resulte muy útil y que, por supuesto, lo compartas con ese amigo que nunca quiere moverse del sofá ¡Veamos si le activamos! No olvides dar “like”, suscribirte y dejar tus comentarios. Seguro que a ti también se te ocurren buenas recomendaciones para vencer la pereza y agotarse menos.