Se han parado alguna vez a pensar ¿qué productos de Madrid están cerca de vd.? Ahora es muy fácil, gracias a la nueva aplicación para dispositivos móviles y tabletas que ve la luz, y llena así un vacío digital, dentro de la apuesta por impulsar el sector agroalimentario madrileño, todo un valor en alza.

Una app visual, dinámica, fácil de usar, que bajo el título Alimentos de Madrid, recoge ya más de 4.000 referencias y aglutina cerca de 500 empresas que presentan y tratan de dar a conocer los excelsos productos con que cuenta la Comunidad, bajo el estandarte de calidad “M” producto certificado.

De manera clasificada, este geonavegador como señala su artífice, Julio González, pretende ser de forma sencilla y eficaz, a través de sus fichas multimedia, una herramienta útil al ciudadano curioso para saber un poco más sobre quién, dónde y cómo se elaboran alimentos tan emblemáticos como IGP carne de la Sierra de Guadarrama, las aceitunas de Campo Real, el anís de Chinchón o el aceite de Madrid, sí, o su vino y rutas, como la subzona de “El Molar”, llenas de historia como la gente que lo elabora, y que nos explican a través de

cómodos videos referenciales el proceso. Información que se actualiza día a día, con nuevas incorporaciones. Con temas de interés, promociones, experiencias y eventos del sector para allá dónde vayamos estar a la última.

Y es que Madrid y su gastronomía no para de marcar tendencia. La región cuenta ya con 26 afamadas estrellas, repartidas en 18 restaurantes. Lo que la sitúa, sin duda a la vanguardia en este campo.

Un compromiso que ha querido con su presencia apoyar el consejero de Medio Ambiente y ordenación del territorio Carlos Izquierdo, para impulsar esta iniciativa de “llevar los alimentos de Madrid siempre ”, y seguir así la buena senda y salud que goza nuestra cesta y mesa, gracias a los productos certificados de calidad, y sobre todo, a su labor artesana, porque de eso se trata, de cultivar, dar a conocer y potenciar las buenas costumbres que nos rodean, que a veces desconocemos, aunque ya no hay excusa. En definitiva, llevar a Madrid, con mucho gusto, no solo en la boca.

Texto: César Serna